El juguete mejora ligeramente sus resultados en 2008 y prevé "capear" 2009 abaratando productos y procesos internos

AEFJ alerta de que "si no se resuelve en breve" el acceso a la financiación estarán "en peligro" la mayoría de las pymes del sector

VALENCIA, 16 (EUROPA PRESS)

El sector del juguete cerró 2008 con "ligeras mejoras" en sus resultados, con incrementos del 0,40 por ciento de su facturación respecto a 2007, hasta los 1.151,02 millones de euros, y del 0,11 por ciento de las ventas, que representaron el 65,95 por ciento de esa facturación, todo ello en un ejercicio en el que el consumo creció un 2,48 por ciento, hasta los 1.187,27 millones de euros, y el precio medio aumentó un 1,34 por ciento.

Así lo anunció hoy en rueda de prensa el presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ), José Antonio Pastor, quien señaló que lograron "capear" la crisis "gracias al esfuerzo innovador de las empresas y a la adecuación de la oferta" a la nueva coyuntura. No obstante, apuntó que las exportaciones sufrieron "en mayor medida" los efectos de la crisis económica, ya que "sólo" crecieron un 0,97 por ciento, hasta los 391,88 millones.

Al respecto, precisó que la Comunitat Valenciana sufrió "el principal recorte en exportaciones" por su condición de principal exportador nacional, dado que aglutina el 35,82 por ciento del total estatal, por valor de 141 millones de euros. En concreto, puntualizó que la provincia de Alicante concentró el 30,51 por ciento del total.

Pastor achacó el hecho de que las exportaciones se vieran "frenadas" al incremento de los costes de la mano de obra en países como China, donde producen parte de sus productos desde los años 80, al aumento de los costes de las materias primas y de los controles de seguridad y calidad, tanto en origen como en destino.

De cara a 2009, aseguró que, pese a las dificultades que supone concentrar el 70 por ciento de sus ventas en las últimas semanas del año a la hora de hacer previsiones, las empresas "se están preparando" para hacer frente a "una más que posible reducción de la demanda" ampliando "el rango de productos de un menor precio" y "adecuando su oferta a la situación económica actual de los presupuestos familiares".

Pastor resaltó que son "conscientes de que el consumidor va a hacer un uso más razonable de su presupuesto" con "un comportamiento de compra más racional", aunque se mostró convencido de que mediante "una oferta más ajustada en precio pero igualmente comprometida con la seguridad, la calidad y el respeto al medioambiente", el sector "se verá menos afectado que otros sectores de productos de consumo".

Anunció que la AEFJ centrará todos sus esfuerzos en "mejorar y abaratar los procesos internos de las empresas" en aspectos como la seguridad, con iniciativas como la traducción del etiquetado a distintos idiomas o la creación de un sistema de control de procesos de seguridad. Además, informarán periódicamente a las empresas del comportamiento de consumidor para que pueda adecuar sus estrategias y apoyarán el "sistema de investigación, desarrollo e innovación", algo vital dado que cada año renuevan el 70 por ciento de su catálogo.

LA FINANCIACIÓN "NO ESTÁ LLEGANDO"

No obstante, alertó de que los resultados de las empresas pueden verse afectados de forma "muy importante" por las dificultades de acceso a la financiación. "Las medidas que se han tomado hasta la fecha no están haciendo que esta financiación llegue a las empresas", subrayó Pastor, quien insistió en que la liquidez inyectada al sistema financiero "no está llegando a ningún tipo de empresas" o lo hace "a un precio tan caro que es inviable".

"Si el factor de financiación no se resuelve en breve, se estará poniendo en peligro a la mayoría de las pymes del sector, y desde luego, su capacidad para afrontar tanto la campaña de Navidad de 2009 como el año 2010", sentenció el presidente de AEFJ, quien auguró que se producirán "ajustes" en materia laboral aunque estimó que no serán "ni definitivos ni de gran impacto".

Además, denunció que "los problemas en el sistema financiero están provocando también la disminución del riesgo comercial de la distribución", con reducciones "del 80 o 90 por ciento" en la mayoría de los casos e incluso la eliminación total del riesgo a algunos agentes, pese a ser un sector que "no ha tenido históricamente problemas de impagos ni morosidades como para sufrir esas reducciones en las primas de los seguros de cobertura de riesgos".

"La industria puede capear el temporal, igual que lo hizo en 2008, pero el resultado no será el mismo si no se encara con las condiciones financieras y de confianza adecuadas", concluyó Pastor.

AUMENTO DE JUGUETES LICENCIADOS

En cuanto a los resultados de 2008, el presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes resaltó la positiva evolución del segmento de juguetes licenciados --productos de series o películas destinadas al público infantil--, que crecieron un 11,95 por ciento y alcanzaron una cuota del 32,22 por ciento del total del mercado de juguetes.

Hizo hincapié asimismo en el "espectacular crecimiento" de las figuras de acción, del 33,65 por ciento, seguida de los juguetes de construcción, con el 5,17 por ciento; los juguetes de infantil/preescolar, del 1,24 por ciento; y los englobados en otras categorías, que aumentaron un 6,21 por ciento.

Por el contrario, los mayores descensos correspondieron a los juguetes de aprendizaje e investigación, con un recorte del 8,90 por ciento; los vehículos, con un 7,74 por ciento menos; los peluches, con un 7,18 por ciento; y los juegos artísticos, que cayeron un 3,65 por ciento. En número de unidades vendidas, se situaron a la cabeza las muñecas, con una cuota del 16,93 por ciento, los juguetes de infantil/preescolar --16,80 por ciento--, juegos y puzzles --12.30 por ciento-- y vehículos, con un 11,20 por ciento del total.

La AEFJ, representante nacional de la industria del juguete, aglutina a 217 empresas, el 38 por ciento de las cuales están ubicadas en la Comunitat, región que concentra el 48 por ciento de los trabajadores del sector --que genera 5.000 empleos directos y 20.000 indirectos-- y el 48,3 por ciento de su facturación global.