Expertos recomiendan a las mujeres tomar yodo "tres meses antes" de quedarse embarazadas y hasta el final de la lactancia

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

Los expertos del Grupo Español de Yodo en el Embarazo y el Niño (GEYEN) recomiendan a las mujeres tomar ácido fólico, yodo y vitamina B12 durante tres meses antes del embarazo y "como mínimo" hasta la 12 semana de gestación", el momento en el que debería pasarse a la monoterapia con yodo "hasta el final de la lactancia".

Esta es una de las conclusiones alcanzadas por este grupo de especialistas, impulsado por Eupharlaw, en el marco de la 'Jornada de Debate sobre la Prevención durante el Embarazo de las Deficiencias en el Recién Nacido causadas por Déficit Moderado de Yodo', celebradas recientemente en Granada y presentadas hoy en Madrid.

Asimismo, se acordó desaconsejar el uso de antisépticos yodados en la mujer gestante o lactante, debido "al alto contenido en yodo de estos y la alta toxicidad que pueden producir". Además, respaldaron recomendar el uso de las leches maternizadas "con el más elevado contenido de yodo" y que la mujer en la lactancia tome suficiente yodo "para que el bebé pueda ingerir la cantidad que necesita".

También se rechazó la posibilidad de suplir la necesidad de yodo en el embarazo mediante polivitamínicos por aportar "dosis menores que las obtenidas mediante la alimentación". Además, indicaron, se trata "de productos caros y no financiados por el Sistema Nacional de Salud (SNS)". "No son medicamentos y por tanto no han demostrado a las autoridades sanitarias sus beneficios", acotaron.

En este sentido, el Grupo GEYEN recomienda sólo la prescripción de fármacos avalados por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) para garantizar la dosis adecuada (200-300 microgramos de yodo) sin los riesgos de incremento del aporte vitamínico. Respecto al precio de los fármacos de yodo actualmente en el mercado, recordaron que son baratos y financiados por el SNS.

Finalmente, todos los presentes en la jornada hicieron "un llamamiento a favor de la información sobre este problema de salud pública" y abogaron "por campañas hacia instituciones, profesionales y hacia la población, con información actualizada y veraz".