Facua critica un "cúmulo de irregularidades" en comercios ambulantes y casetas municipales en la Feria de Abril

SEVILLA, 30 (EUROPA PRESS TELEVISIÓN)

La Asociación de Consumidores y Usuarios en Acción (Facua) de Sevilla denunció hoy públicamente un "cúmulo de irregularidades" en los comercios ambulantes y las casetas municipales de la Feria de Abril, algo que "no es propio del siglo XXI", después de realizar un estudio sobre 61 establecimientos ambulantes del recinto ferial y alrededores, así como de siete casetas públicas.

En rueda de prensa, el secretario general de Facua Sevilla y portavoz de la sección de Andalucía, Rubén Sánchez, aseguró que durante la semana de Feria el Consistorio hispalense "debería subsanar todos los elementos que corresponden a los derechos de los usuarios y no ensuciar la imagen de Sevilla".

En este sentido, Sánchez afirmó que los establecimientos "no cumplen los requisitos necesarios para la venta", por lo que criticó que "estando a mitad de la Feria, el Ayuntamiento no ha garantizado el cumplimiento de los mismos". "La Feria no es propia del siglo XXI", recalcó.

Del estudio se desprende que de las siete casetas inspeccionadas, cinco "no protegen con vitrinas los alimentos perecederos no envasados de cara al público". Además, en cuatro casetas los servicios "no disponían de papel higiénico, ninguna tenía jabón y sólo una contaba con papel para secarse las manos".

Así, Sánchez recordó que "el perfecto estado de conservación" de los alimentos y "el perfecto funcionamiento y decoro de los servicios sanitarios" son obligaciones básicas para el sector de la hostelería.

En cuanto a los establecimientos ambulantes, de los 61 puestos visitados en el recinto ferial y alrededores "ninguno" exhibe el cartel obligatorio que informa de la existencia de hojas de reclamaciones y "ni tan siquiera el que acredita su licencia de actividad".

LA MAYORÍA DE LOS COMERCIOS, SIN PRECIOS EXPUESTOS

"La mayoría de los comercios ambulantes carecen de precios de venta de los productos expuestos al público, por lo que el vendedor pone el precio a su antojo", señaló Sánchez, a lo que añadió que esta práctica es sancionadora según la Ley del Comercio Ambulante.

Asimismo, once de los establecimientos que comercializan alimentos no envasados "no cumplen con los requisitos de conservación" y 22 de ellos venden "golosinas, juguetes y frutos secos", pese a la prohibición de las ordenanzas municipales de la Feria de Abril.

Por ello, el portavoz de Facua instó a las autoridades competentes a "inspeccionar los establecimientos" del recinto ferial para verificar las irregularidades denunciadas y que lleven a cabo "medidas para garantizar que dejen de producirse, sancionando a sus responsables".

"El resultado de este estudio es negativo, fruto de la dejación y falta de actuación del Ayuntamiento, pues parece que en hostelería todo vale cuando se debe proteger de forma real, y no virtual, al consumidor", concluyó Sánchez.