La Cámara de Comercio de Segovia entrega al Rey el Premio Tricentenario

  • Madrid, 14 may (EFE).- El presidente de la Cámara Oficial de Comercio e Industria de Segovia, Jesús Postigo, ha entregado hoy al Rey en el Palacio de la Zarzuela el Premio Tricentenario del Sello Real de Paños, con el que se reconocen sus esfuerzos en favor de esta provincia y su tarea como embajador de las empresas españolas.

La Cámara de Comercio de Segovia entrega al Rey el Premio Tricentenario

La Cámara de Comercio de Segovia entrega al Rey el Premio Tricentenario

Madrid, 14 may (EFE).- El presidente de la Cámara Oficial de Comercio e Industria de Segovia, Jesús Postigo, ha entregado hoy al Rey en el Palacio de la Zarzuela el Premio Tricentenario del Sello Real de Paños, con el que se reconocen sus esfuerzos en favor de esta provincia y su tarea como embajador de las empresas españolas.

Una treintena de representantes de la Cámara de Comercio segoviana, encabezados por Postigo, han acudido a la Zarzuela para ser recibidos en audiencia por Don Juan Carlos, quien les ha saludado uno a uno antes de posar junto a todos ellos en los jardines del palacio para los medios gráficos.

El premio otorgado al Monarca fue creado al cumplirse 300 años desde que Felipe V autorizó, el 7 de julio de 1708, la constitución, en la actual sede de la Cámara segoviana, de la Diputación del Sello Real de Paños, una iniciativa con la que el primer Rey de España de la Casa de Borbón encomendó a doce pañeros segovianos el control de la industria del paño para revitalizar este sector en declive.

En sesión plenaria, la Cámara de Comercio de Segovia acordó el 7 de julio del año pasado crear el Premio Tricentenario con el fin de entregárselo a Don Juan Carlos, al considerar que el Monarca aúna en su persona los cuatro valores que reconoce esta institución en sus premios Sello de Paños: la excelencia, la labor exportadora, la entidad centenaria y la labor en pro de la provincia.

La Cámara segoviana valora en Don Juan Carlos el principio de la excelencia por su "contrastada y ya histórica labor" en el paso de un Estado dictatorial a "una España moderna, en vanguardia de la comunidad internacional", y distingue en su tarea cualidades propias de la labor exportadora en la medida en que "es el mejor embajador de las empresas españolas".

El galardón reconoce también en la labor del Rey el valor de "entidad centenaria", ya que "ha sabido adaptar una institución tan antigua como la Corona a las necesidades de un país moderno", y premia sus esfuerzos en favor de Segovia, "tierra natal de su padre", que Don Juan Carlos ha visitado en numerosas ocasiones y en la que "ha abanderado proyectos consustanciales con su desarrollo".