La crisis trae más juegos de mesa a la Feria del Juguete de Nueva York

  • Nueva York, 17 feb (EFE).- La crisis económica se ha dejado notar en la Feria del Juguete de Nueva York, donde este año la oferta se ha ampliado entre los juegos de mesa y los profesionales buscan productos más baratos y que a fin de cuentas supongan menos gastos para sus futuros clientes.

La crisis trae más juegos de mesa a la Feria del Juguete de Nueva York

La crisis trae más juegos de mesa a la Feria del Juguete de Nueva York

Nueva York, 17 feb (EFE).- La crisis económica se ha dejado notar en la Feria del Juguete de Nueva York, donde este año la oferta se ha ampliado entre los juegos de mesa y los profesionales buscan productos más baratos y que a fin de cuentas supongan menos gastos para sus futuros clientes.

"No se ha visto una caída en el número de profesionales o expositores, pero sí un mayor interés por gamas de precios más amplias y productos que se puedan utilizar en casa", dijo hoy a Efe la portavoz de la Asociación del Sector del Juguete en EE.UU., Isabel Carrión.

Esa asociación, conocida como TIA por sus siglas en inglés, organiza la Feria del Juguete de Nueva York, una de las tres mayores citas anuales del sector, junto a Hong Kong y Nuremberg (Alemania), que este año ocupa 32.500 metros cuadrados del Centro Javits de Manhattan.

A la edición de este año, que se celebra del 13 al 18 de febrero, se calcula que asistirán 20.000 visitantes, entre ellos 13.000 profesionales, que acuden a esta muestra para conocer y encargar los juguetes que este año ofrecerán en sus tiendas.

"Hemos tenido una participación algo más alta que en años anteriores y el número de expositores (más de 1.200) ha aumentado entre un 2 y un 3 por ciento, así que en ese sentido se puede decir que la crisis no se ha notado", explicó Carrión.

Sin embargo, aseguró que "sí ha surgido un interés por juguetes económicos" y los fabricantes "ofrecen una gama mucho más variada de precios en una misma línea de juegos".

Además, "existe mayor interés por actividades que se puedan hacer dentro de casa, que no haya que salir al parque o ir a algún sitio para usar los juegos", detalló Carrión.

"Las manualidades, los juegos de mesa, los rompecabezas y en general los juegos en familia están destacando mucho", añadió con una reflexión que recuerda al papel que tuvo el Monopoly -fabricado por Hasbro- en el entretenimiento familiar durante la Gran Depresión de los años 30.

Según datos manejados por la organización, mientras que en 2008 las ventas minoristas de juguetes cayeron el 3% en EE.UU., las de juegos de mesa aumentaron más del 5% dado el interés de las familias por salir menos de casa y gastar menos dinero.

Un sorprendente ejemplo de juego de mesa presentado en la feria es Mindflex, un juego de Mattel para mover con la mente una pequeña bola de espuma, gracias a la ayuda de unos cascos para la frente con sensores.

"Lo que más llama la atención es que cada vez son más los juguetes con algún componente cibernético: Los que invitan a ir a internet y descargar información y interactuar con otros jugadores o con algún entorno virtual", explicó Carrión.

Uno de los ejemplos más conocidos es el de 'Dora la exploradora', que en esta edición se presenta una nueva versión que permite conectar la muñeca al ordenador e incluso modificar físicamente algunos de sus atributos (como la longitud del pelo o el color de los ojos) con la ayuda de internet.

Lo mismo ocurre con los componentes tecnológicos, según Carrión, "que cada vez se ven más, aunque aún no llegue a suponer mucho más del 50% de todos los juguetes, porque también hay muchos clásicos como los rompecabezas o actividades manuales de gran aceptación".

En la muestra, reservada exclusivamente a vendedores y fabricantes especializados, se puede ver por ejemplo la creciente apuesta de Lego por la tecnología, tanto en sus icónicas piezas encajables como en contenidos colgados en internet.

Aunque la portavoz de la TIA aseguró que este año no hay un "juguete estrella", una de las que más atención mediática ha atraído entre los cerca de 100.000 productos expuestos (7.000 de ellos estrenos) es Barbie, que llega con una imagen renovada a la misma feria en la que se presentó hace ahora exactamente 50 años.

También atrajo la atención el muñeco de Bernard Madoff, el financiero estadounidense protagonista de una estafa que podría ascender a 50.000 millones de dólares.

Por casi cien dólares, ModelWorks presenta "Smash-Me Bernie", un muñeco parecido al financiero pero vestido de diablo y acompañado de un martillo para se desquiten con él quienes hayan acumulado rabia contra su álter ego.

No podían faltar tampoco los Uglydolls, unos peluches que se han hecho enormemente populares en Estados Unidos a raíz de que Sasha Obama, una de las hijas del presidente Barack Obama, llevara uno colgado de su mochila el primer día de clase.