La OCU denuncia la presencia en el mercado de un disfraz inflamable que ya fue detectado en diciembre de 2007

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) denunció hoy la presencia en el mercado de un disfraz de Disney --el de campanilla 'Tinkerbell' modelo FA406/B-- que, según la asociación, es "excesivamente inflamable", y que sigue vendiéndose a pesar de que ya se detectaron y denunciaron sus riesgos en diciembre de 2007.

En un comunicado, la OCU especifica que este traje tiene un elevado riesgo de inflamabilidad ya que presenta un valor de velocidad de propagación de la llama mayor de 30 mm/s, por lo que incumple la normativa de juguetes EN71.

Aunque el disfraz ya ha sido incluido en el sistema que avisa de la presencia de productos peligrosos en la Unión Europea (Rapex), la OCU lamenta que, en diciembre de 2007, un estudio sobre seguridad en los juguetes detectó este riesgo, por lo que se avisó al fabricante. Un año más tarde, relata OCU, con motivo de un nuevo estudio, se detectaron problemas en algunos juguetes de Disney, por lo que la compañía fue avisada nuevamente.

Además, la OCU informó a las autoridades de los riesgos detectados "pero los productos peligrosos han seguido a la venta", por lo que la asociación espera que su inclusión en la alerta del Rapex "consiga por fin que desaparezcan del mercado este tipo de productos peligrosos".

Por otro lado, la OCU ha hecho una serie de recomendaciones a los padres a la hora de adquirir este tipo de productos entre las que abogan por adquirir juguetes adecuados a la edad de sus hijos, leer las advertencias de peligro y las instrucciones, guardar la identificación del fabricante o importador, revisar cada cierto tiempo el estado del juguete, y reclamar en caso de detectar un problema, así como informar a las autoridades en este caso.