ÚLTIMA HORA DE LOS ATENTADOS: Los investigadores encuentran restos de un segundo fallecido entre los escombros de Alcanar

El recibo de la luz en España sube y sube... Y Francia tiene parte de culpa


Planta nuclear francesa

Planta nuclear francesa AFP

Etiquetas

El recibo de la luz subirá un 2% en noviembre. Darle al interruptor de la luz en nuestros hogares nos sale cada vez más caro y la tarifa acumula ya siete meses ininterrumpidos de subida. Este incremento se explica porque el precio de generación de la electricidad en España se ha elevado un 6% durante los 25 primeros días de noviembre.

El coste de producción de la electricidad en España ha seguido encareciéndose durante el mes de noviembre con respecto a octubre, lo que supone en el recibo eléctrico de los hogares acogidos al Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC) una subida superior al 2% con respecto al pasado mes.

Este incremento se explica porque el precio de generación de la electricidad en España se ha elevado un 6% durante los 25 primeros días de noviembre al pasar de52,83 euros por megavatio hora en octubre a 55,99, según los datos del 'pool' eléctrico del operador del mercado OMIE.

La luz sigue subiendo La luz sigue subiendo

La luz sigue subiendo

Dado que el componente de la energía supone en torno a un 37,5% del recibo de la luz, cuyo restante se forma con los impuestos y los peajes, este aumento del precio de la electricidad tiene un impacto al alza en la factura del 2,2%.

De confirmarse esta subida en lo que resta del mes de noviembre, la tarifa regulada de la electricidad encadenaría siete meses de ascensos. En términos anuales, si se compara el dato de lo que va de noviembre con el del mismo mes del año pasado, el precio de producción de la electricidad se ha encarecido un 9,4% ya que entonces se situó en 51,19 euros por MWh, lo que supone en el recibo una subida del 3,5%.

A esta subida se debe contrarrestar el impacto del descenso del 2,8% de los peajes eléctricos con respecto al año pasado, que al trasladarse a la factura supone una bajada del 1,75%, lo que da como resultado un encarecimiento del recibo final del 1,75%.

Pero, ¿cuáles son las verdaderas causas del aumento de precio de la luz en las últimas semanas? Para encontrar respuestas hay que mirar, en buena medida, allende los Pirineos.

21 de las 58 nucleares francesas, paradas

Francia, que es tradicionalmente un exportador neto de electricidad a sus países vecinos, se ha convertido en importador por la decisión de la Autorité de Sûreté Nucléaire (ASN), el consejo nuclear francés, de revisar las centrales nucleares por el temor fundado de que los generadores de vapor y las piezas de acero que los componen concentren una cantidad de carbono superior a la permitida. El parón ha obligado a importar energía de los países vecinos para compensar el déficit que supone tener paradas casi la mitad de las nucleares (21 de 58), una fuente de energía de la que Francia es absolutamente dependiente ya que supone el 70% de la generación eléctrica del país. Los trabajos de inspección, además, pueden durar entre 12 y 18 meses, según los cálculos.

Así, este parón atómico que sufre Francia ha elevado la exportación de electricidad desde España a cotas históricas de entre 2.000 y 2.800 megavatios (MW) de forma continua durante las últimas semanas. Esta situación ha repercutido de forma directa en el precio del mercado mayorista y, en consecuencia, ha supuesto que el recibo de la luz en España no se haya reducido en torno al 6%, que es lo que habría bajado si no hubiera existido esa circunstancia excepcional. es más, el efecto es el contrario y el recibo no deja de subir.

Tendido electrico y parque eolico Tendido electrico y parque eolico

Tendido electrico y parque eolico

La energía que está recibiendo de Francia diariamente desde España estas semanas se eleva entre 2.000 y 2.800 megavatios a través de las cuatro interconexiones existentes en la actualidad entre ambos países, lo que equivale a la producción de dos o tres centrales nucleares.

Las consecuencias de esta necesidad de importar electricidad de nuestros vecinos se reflejan en el recibo de la luz, pero no solo de los ciudadanos franceses. También los consumidores españoles lo sufren, ya que España ha tenido que poner a funcionar fuentes de generación más caras y menos eficientes, como el carbón y el gas, lo que provoca que el precio se encarezca inevitablemente. Eso sí, el carbón español, que sufre una situación crítica, ha visto como esta situación es, en cierta medida, un balón de oxígeno y las minas asturianas, leonesas y aragonesas comienzan a vender algo de mineral a las térmicas, aunque estas continúan, muy mayoritariamente, quemando en sus calderas mineral de importación. 

El viernes 25 de noviembre, el 25,7% de los 660 gigavatios de electricidad que generamos fueron con carbón y el 14,8% con gas frente al 28,4% de las renovables (eólica, solar, hidráulica y biomasa). En lo que llevamos de noviembre el 21,3% se ha generado con carbón y el 17,3% con gas, como se refleja en estos gráficos oficiales del operador del sistema, Red Eléctrica Española (REE).

Estructura de generación el viernes 25, el mes de noviembre y en 2016 Estructura de generación el viernes 25, el mes de noviembre y en 2016

Estructura de generación el viernes 25, el mes de noviembre y en 2016

El mercado mayorista ha llegado a un precio de 60 euros por MW/hora, niveles récord de los últimos años, cuando unas semanas antes estaba por debajo de 50 euros, que es lo normal en esta época del año. En Alemania, que también exporta electricidad a la otrora exportadora neta de luz Francia, subió también de forma considerable hasta acercase a los 40 euros y, en algunos casos, a los 50. Y la situación amenaza con mantenerse al menos el próximo año. Cada vez habrá que pensarse más darle al interruptor...