Se elevan a 71 las marcas de calzado con modelos contaminados con dimetilfumarato, según FACUA

La Comunidad de Madrid ha incluido una notificación de estos productos en su red de alerta

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

FACUA-Consumidores en Acción alertó hoy de que las marcas de calzado con modelos contaminados con dimetilfumarato se elevan ya a 71, al mismo tiempo que criticó que el Instituto Nacional del Consumo (INC) del Ministerio de Sanidad y Política Social y la mayoría de las marcas afectadas "sigan sin emprender una campaña informativa" al respecto ante "la gravedad del problema".

La asociación, que recomienda a los usuarios que hayan sufrido daños por el uso de este calzado tóxico que reclamen indemnizaciones a las empresas responsables, enumera, en un comunicado, las últimas marcas incluidas en la red de alerta: Chica 10, Carolina Boix, Clowse, DRM Shoes, Elin Baby, Everyday, Leire, Loiss, Luciano Barachini, Mararia, TCK, Tino González, Tintori, Vanelli, Virage, 1TO 3, 2Prett y 22 Hrs.

A estas marcas hay que añadir las localizadas por FACUA, entre las que se encuentran modelos de Amelia Zaragoza, Angli, Aurea Alves, Bache, Balleri, Bellucci, Benavente, Benini Shoes, Bi 4, CGCG, Cristina, Dabao, Dulce Café, Camelia, Clara García, Coolway, Drastik, ESS, Farasion, Gioseppo, Hoyvoy, H. Valentina, Jiaozu, Jimei, Joyca, Just Woman (JW), Lalikaer, Latinas, Liberitae, Love Red, Maria Mare, Metaline, Mimao, Moda Light, Nio Nio, Ole con Ole, Pasite, Paula Ibáñez, Pilar Monet, Poloni, Roberto Botella, Rosa Cano, Señorita, Silk Woman, Sol Reciente, Some Time, SPWSH, Tanis Herrero, Tatto, Tina, Tokitos, Too Much y WSK.

Por su parte, las empresas responsables de las marcas Benavente, Coolway, Drastik, Gioseppo, Latinas, Liberitae, Maria Mare, Moda Light, Poloni, Tokitos y WSK se han dirigido a la asociación de consumidores para informar "de que ya retiraron sus artículos sospechosos de contaminación", puntualizan desde FACUA.

Las autoridades de Consumo francesas han indicado que el uso de esta dimetilfumarato como biocida puede causar irritaciones y alergias a ciertas personas, provocando picor, enrojecimiento de la piel, erupciones, quemaduras, eczema y en algunos casos, dolores articulares. Asimismo, señalan que el contacto con el dimetilfumarato, combinado con determinadas patologías, puede provocar trastornos respiratorios agudos o crónicos.

En España, algunos gobiernos autonómicos han incluido estos productos en su red de alerta, principalmente la Junta de Andalucía (37 notificaciones), el Gobierno Vasco (17), La Rioja (12), Castilla-La Mancha (11), la Xunta de Galicia (9) y Castilla y León (8). Las alertas también se han notificado en la Generalitat de Cataluña, Extremadura, Generalitat Valenciana e Islas Baleares --con cuatro notificaciones cada uno--, Canarias (3); y Aragón, Murcia, Navarra, el Principado de Asturias y la Comunidad de Madrid, cada uno de ellos con una notificación.