Blanco mantendrá la inversión en obra pública pese a la crisis

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El ministro de Fomento, José Blanco, se comprometió este jueves a mantener la inversión pública en infraestructuras en un importe similar a la media de lo licitado en la Legislatura anterior, esto es, en unos 11.804 millones de euros anuales.

Según Blanco, en los primeros cuatro años de Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero "se movilizó el mayor volumen de recursos públicos para obra pública realizado nunca en una Legislatura".

El titular de Fomento quiso atajar así el actual debate sobre el descenso de la licitación de obra pública que registra su departamento y el Gobierno en lo que va de año. Según el ministro, la licitación de obra en el conjunto del Estado, sumando la promovida por todas las administraciones, no desciende, sino que arroja un aumento gracias a los proyectos puestos en marcha por los ayuntamientos con cargo al Fondo de Inversión Local.

Además, argumenta que el eventual descenso de la licitación de obras en los tres primeros meses de este año en relación al mismo periodo de 2008 puede derivar del impulso a proyectos que se podrían haber acelerado a comienzos del pasado año con motivo de las elecciones generales.

LLAMADA AL CAPITAL PRIVADO

No obstante, Blanco ratificó su intención de "movilizar recursos" de la iniciativa y el capital privado para lanzar un plan de inversión extraordinario de unos 15.000 millones de euros a ejecutar en los tres años que restan de Legislatura y "de forma adicional a la inversión pública presupuestaria".

Durante su interveción en una jornada sobre infraestructuras, organizada por 'ABC', OHL, Alstom y Deloitte, indicó que su Departamento ya trabaja con las patronales y empresas constructoras para definir las fómulas de colaboración público-privada para ejecutar este plan.

En este sentido, apostó por extender a las infraestructuras ferroviarias la inversión privada en infraestructuras, hasta ahora fundamentalmente centrada en carreteras. Así reiteró su intención, ya avanzada el pasado martes en su primera comparecencia parlamentaria, de ejecutar los planes de Cercanías de Madrid y Barcelona en colaboración con la iniciativa privada.

Pese a todo ello, Blanco garantizó que "adecuará" la licitación pero, sobre todo, la ejecución de obras a la "máxima prioridad" que actualmente tiene el Ministerio y el Gobierno: frenar el paro y contribuir a generar empleo.

Por ello, reiteró el plan expuesto en el Congreso para acelerar al máximo las obras que supongan creación de puestos de trabajo de caracter inmediato, como las de modernización de estaciones y de autovías de primera generación.