A dice que errores de la Junta en las direcciones postales provocan la devolución de "cientos" de bonos culturales

SEVILLA, 27 (EUROPA PRESS)

El portavoz de Cultura del PP-A, Antonio Garrido, aseguró hoy que errores en las direcciones postales por parte de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía están provocando que "cientos" de bonos culturales sean devueltos, de manera que los jóvenes a los que van dirigidos no pueden disfrutar de sus ventajas.

En declaraciones a Europa Press, Garrido consideró que el hecho de que estos bonos culturales --los cuales tienen un valor de 60 euros-- no lleguen a su destino "es absolutamente tremendo", motivo por el que anunció que formulará una pregunta al respecto en la próxima comisión de Cultura a la responsable del ramo, Rosa Torres.

En este sentido, el dirigente popular instó a Torres a que "justifique" la "gran cantidad de errores en las direcciones postales que impiden que el famoso bono cultural llegue a la casa" de todos aquellos jóvenes andaluces que hayan cumplido los 18 años a partir del 1 de enero de este año.

Al hilo de ello, Antonio Garrido criticó además que estos bonos culturales "son una completa tontería", pues, según puso de manifiesto, "sólo sirven para que los jóvenes empleen 60 euros en la pseudoindustria cultural que tiene montada la Consejería de Cultura". "El joven tiene que emplear el bono en el cine o el teatro que la Junta diga, por lo que la libertad del individuo queda anulada", apostilló.

El bono cultural, del que se beneficiarán unos 98.000 jóvenes durante el presente año 2009, es una medida que fue aprobada en Consejo de Gobierno y tiene como objetivo promover y facilitar el acceso de la juventud andaluza a la oferta en este ámbito.

Así, se verán beneficiados 393.000 jóvenes en el periodo 2009-2012 y la cuantificación económica de la medida es de casi seis millones de euros, más 500.000 euros de gestión de la misma. El bono es un talonario que la Junta entregará a todos los jóvenes residentes en Andalucía que hayan cumplido los 18 años a partir del 1 de enero de este año, teniendo una validez de 12 meses a partir de la fecha de expedición.

El bono se podrá canjear por productos y servicios relativos a artes escénicas, libros, música, obras audiovisuales y cinematográficas, museos, artes plásticas, espectáculos flamencos y actos literarios.

Con una idea similar a la del 'kit cultural' que actualmente entrega la Junta a cada recién nacido en la comunidad autónoma, el bono que ahora se crea también tiene como objetivos formar nuevos públicos y apoyar la oferta de las industrias culturales andaluzas.

Este sector representa el 6,5 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) de la comunidad y cuenta actualmente con unas 40.000 empresas, que dan empleo a casi 100.000 trabajadores y alcanzan una producción total anual de 8.400 millones de euros.