Acusan a un estadounidense de presunta evasión fiscal en el banco UBS de Suiza

  • Miami (EE.UU.), 3 abr (EFE).- Un contable que trabaja para una compañía internacional en Florida (EE.UU.) fue acusado de utilizar cuentas en el banco suizo UBS para ocultar ingresos al Servicio de Recaudación de Impuestos (IRS, por su sigla en inglés) estadounidense, informó hoy la Fiscalía Federal del distrito sur.

Miami (EE.UU.), 3 abr (EFE).- Un contable que trabaja para una compañía internacional en Florida (EE.UU.) fue acusado de utilizar cuentas en el banco suizo UBS para ocultar ingresos al Servicio de Recaudación de Impuestos (IRS, por su sigla en inglés) estadounidense, informó hoy la Fiscalía Federal del distrito sur.

Steven Michael Rubinstein, residente en Boca Ratón, al norte de Miami, compareció el jueves ante el juez Barry S. Seltzer en un tribunal federal de Fort Lauderdale, donde la Fiscalía presentó cargos contra él por presunta evasión fiscal.

Se trata de la primera acusación presentada por fiscales estadounidenses a partir de historiales de clientes que las autoridades de EE.UU. pidieron al UBS, el mayor banco suizo.

El banco accedió en meses pasados a flexibilizar el secreto de sumario de presuntos defraudadores fiscales, siempre que haya sospechas fundadas.

El UBS, que tiene 30.000 empleos en EE.UU., accedió en febrero pasado a revelar unos 300 nombres de clientes estadounidenses acusados por la justicia de este país de fraude fiscal, ante la amenaza de retirarle la licencia para operar.

Rubinstein fue acusado de presentar "una falsa declaración de impuestos" y se encuentra actualmente detenido, pendiente de una audiencia para estudiar la solicitud de libertad bajo fianza.

Según los documentos consignados, Rubinstein es un contable público que trabaja para una compañía internacional que "asiste a clientes para construir, comprar y vender yates".

En abril de 2008 Rubinstein presentó una declaración de impuestos al IRS correspondiente a 2007 en la que no informó de que "tenía intereses o firma autorizada en una cuenta del banco UBS de Suiza".

Además, no informó al IRS de los ingresos generados en cualquiera de las cuentas abiertas en este banco.

Según la Fiscalía, Rubinstein era el beneficiario de las cuentas del UBS que se hallaban bajo el nombre de Hybridge International, Ltd., una corporación localizada en la islas Vírgenes británicas.

Entre 2001 y 2008 Rubinstein presuntamente habló con bancarios del UBS por "correo electrónico, teléfono y en persona en torno a la compra y venta de valores por más de 4,5 millones de francos suizos".

Asimismo, trató con los bancarios sobre la "conversión de dólares en libras británicas, el depósito y transferencia de fondos del UBS y la repatriación de cerca de tres millones de dólares a Estados Unidos para comprar una residencia personal en Boca Ratón".

"En febrero pasado alcanzamos un acuerdo con el UBS que incluía, por primera vez, el compromiso del banco de revelar la identidad de los contribuyentes que usaban de forma ilegal sus cuentas bancarias para evadir el pago de impuestos", señaló en un comunicado Alexander Acosta, fiscal federal del distrito sur de Florida.

Acosta agregó esta es la primera de las imputaciones como resultado del compromiso adquirido por el banco suizo, "pero no será la última".