ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

(Ampli.) Banco Santander lanza una emisión de cédulas hipotecarias por 1.500 millones a cinco años

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

Banco Santander ha lanzado una emisión de cédulas hipotecarias por 1.500 millones de euros a cinco años, la primera de este tipo que hace la entidad desde hace año y medio, según informaron a Europa Press en fuentes de la entidad.

En concreto, el Santander realizó la última emisión de cédulas hipotecarias en noviembre de 2007 y esta nueva operación ha tenido un "gran éxito", ya que ha recibido ofertas por un importe superior a los 3.000 millones de euros, según explicó el banco.

Además, esta emisión cobra una especial importancia, porque su plazo de emisión, cinco años, es uno de los más largos empleados hasta ahora en operaciones con garantía hipotecaria, lo que pone de manifiesto que el mercado del largo plazo comienza a reabrirse.

La operación, que ha sido colocada por DZ Bank AG, HSBC Holding y Societe Generale, se ha realizado al tipo de interés de referencia más 120 puntos básicos. Asimismo, la emisión se produce después de que el Banco Central Europeo (BCE) anunciara la pasada semana un programa destinado a la compra de cédulas hipotecarias.

Las cédulas hipotecarias (covered bonus) están respaldadas por un conjunto de activos, como préstamos hipotecarios en los balances de una entidad financiera, y son considerados más seguros que otras emisiones.

Esta nueva emisión se une a la que realizó el pasado mes de abril la entidad, por un importe de 1.250 millones de euros en bonos a dos años sin aval del Estado, con un tipo de interés de Euríbor más 150 puntos básicos.

El presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, anunció la pasada semana que el Consejo de Gobierno había decidido "en principio" que el Eurosistema llevara a cabo compras de bonos garantizados denominados en euros emitidos en la eurozona y apuntó, a modo de referencia, que la cantidad podría rondar los 60.000 millones de euros.

Trichet destacó que la decisión de comprar bonos garantizados denominados en euros se tomó al considerar que estos activos se habían visto "particularmente tocados" por las turbulencias financieras y subrayó que la institución no había adoptado ninguna otra decisión sobre ningún otro tipo de activos y quiso hacer hincapié que el BCE "no se ha embarcado en medidas de alivio cuantitativo".