Denuncian a UBS y a organismo público suizo por la entrega de información a EEUU

  • Ginebra, 24 feb (EFE).- Un despacho de abogados denunció hoy ante la Fiscalía Pública helvética a UBS y a la Autoridad de Vigilancia de los Mercados Financieros de Suiza (FINMA) por su decisión de revelar a las autoridades de Estados Unidos los nombres de titulares de cuentas bancarias abiertas en ese establecimiento bancario.

Ginebra, 24 feb (EFE).- Un despacho de abogados denunció hoy ante la Fiscalía Pública helvética a UBS y a la Autoridad de Vigilancia de los Mercados Financieros de Suiza (FINMA) por su decisión de revelar a las autoridades de Estados Unidos los nombres de titulares de cuentas bancarias abiertas en ese establecimiento bancario.

La denuncia está dirigida contra los presidentes del Consejo de Administración del banco, Peter Kurer, y de la FINMA, Eugen Haltiner, a quienes se acusa de haber violado el secreto bancario con la transmisión de esa información.

Las identidades de 336 titulares de cuentas, sobre los que hay fundadas sospechas de fraude fiscal, fueron transmitidas el pasado miércoles al Ministerio de Justicia de EEUU.

El despacho de abogados demandante representa a ocho usuarios estadounidenses de UBS, al que Washington acusa de haber creado un sofisticado sistema para permitir que clientes de ese país con millonarios depósitos defraudaran al fisco.

Sin embargo, este caso fue calificado hoy de "vasta maniobra de distracción" por el presidente de la Asociación des Banqueros Privados Suizos, Konrad Hummler, quien consideró "inaceptable que las grandes potencias, en la tormenta, ataquen el secreto bancario suizo para ocultar el fracaso del rescate de sus bancos".

Aconsejó al Gobierno suizo rechazar tales presiones, sean de EEUU o de la Unión Europea.

Por su parte, el Partido Socialista de Suiza sostuvo que los ejecutivos de UBS deben responder por sus actos ante la Justicia, al tiempo que reclamó una transformación profunda de la entidad y que se elimine la distinción que hacen las leyes suizas de fraude y evasión fiscal.

La primera figura supone un delito que puede implicar la manipulación de documentos o métodos destinados a engañar a la autoridad recaudadora de impuestos, mientras que la evasión se refiere a la "omisión" de entrega de datos.

Los investigadores estadounidenses sostienen que los altos cargos de UBS debían estar enterados de los actos delictivos que se cometían en su filial de EEUU.