Países del Caribe oriental defienden el rescate bancario del Banco de Antigua

  • Castries, 24 feb (EFE).- La Unión Monetaria del Caribe Oriental (ECCU, por su sigla en inglés) señaló hoy que el rescate financiero del Banco de Antigua, parte del entramado Stanford, fue necesario para poner a salvo los depósitos de sus clientes.

Países del Caribe oriental defienden el rescate bancario del Banco de Antigua

Países del Caribe oriental defienden el rescate bancario del Banco de Antigua

Castries, 24 feb (EFE).- La Unión Monetaria del Caribe Oriental (ECCU, por su sigla en inglés) señaló hoy que el rescate financiero del Banco de Antigua, parte del entramado Stanford, fue necesario para poner a salvo los depósitos de sus clientes.

El Banco de Antigua fue intervenido la semana pasada por el Banco Central del Caribe Oriental después de que la entidad financiera fuera golpeada por la retirada de depósitos de sus alarmados clientes.

Un grupo de auditores comenzó el sábado pasado a investigar las cuentas de tres empresas del multimillonario Rober Allen Stanford, de 58 años, en Antigua para confirmar las sospechas del entramado de inversión fraudulento.

Los auditores iniciaron su trabajo después de que los organismos financieros de Antigua tomaran la decisión el viernes de controlar las tres empresas, entre las que se encuentra el Banco de Antigua.

"En esencia, hemos sido capaces de impedir un desastre y salvar los depósitos e intereses de los clientes del banco (de Antigua)", dijo Errol Cort, presidente de la ECCU.

Cort indicó que se contabilizan cerca de 150 millones de dólares en depósitos en el Banco de Antigua y "cerca de un 80 por ciento de estos son fondos de ciudadanos y residentes de Antigua y Barbuda".

Los seis países que integran la ECCU son Antigua y Barbuda, Dominica, Granada, St. Kitts y Nevis, Santa Lucía y San Vicente y las Granadinas.

La preocupación se desató entre los clientes de esta entidad después de que la Comisión de Valores (SEC) de Estados Unidos acusó la semana pasada al multimillonario tejano Stanford de operar un entramado de inversiones con el que captó de forma fraudulenta 8.000 millones de dólares.

Los reguladores del Caribe Oriental apuntaron que se vieron en la obligación no sólo de asumir el control del banco, sino de crear una compañía, la Compañía Financiera Fusionada del Caribe Oriental (ECAFC, por su sigla en inglés), para que el Banco de Antigua continuara operando con normalidad.

Al parecer, una vez que se realicen una serie de operaciones legales y financieras necesarias, el banco será vendido a otra entidad financiera.

Por su parte, Dwight Venner, gobernador del Banco Central del Caribe Oriental, manifestó que "el memorando de entendimiento entre las partes relevantes facilita la creación de la ECAFC, que comprará a la reestructurada entidad".

Bajo esta nueva disposición, las participaciones del banco se hallan divididas entre los bancos participantes: el Banco Comercial de Antigua; el Banco Nacional de St. Kitts-Nevis-Anguila; la Compañía de Propiedades Financieras del Caribe oriental; el Banco Comercial Nacional (SVG) y el Banco Nacional de Dominica.