Vence el plazo de oferta de canje de deuda de General Motors

DETROIT (Reuters) - La automotriz General Motors Corp concluyó un negocio clave antes de presentar la bancarrota el lunes, como lo tenía planificado, mientras vencía el plazo que tenían los poseedores de bonos para una oferta de canje de deuda hecha por el Gobierno estadounidense.

GM no realizó comentarios sobre cuántos inversionistas habían expresado apoyo para el canje de deuda por acciones que les daría hasta el 25 por ciento de una compañía reestructurada a cambio de 27.000 millones de dólares en bonos.

Los poseedores de bonos tenían hasta las 2100 GMT para registrar su apoyo a la oferta.

El nuevo acuerdo mejorado para los tenedores de bonos -un 10 por ciento de participación en la reestructuración de GM y garantías de otro 15 por ciento- ya contaba con el apoyo de inversionistas que representan al menos el 35 por ciento de los bonos de la automotriz.

Administradores de fondos y analistas dijeron que era posible que la oferta de bonos pudiese haber atraído a la mayoría de los tenedores de bonos de GM antes del plazo.

"Las garantías y la estructura de capital mejorada generan una recuperación mejorada para los tenedores de bonos", comentó el analista Brian Johnson, de Barclays Capital.

"En términos del proceso de quiebra, esperamos que la probable aprobación de los titulares de bonos suavicen el proceso", agregó.

Con la nueva oferta, los tenedores de bonos tendrían una recuperación de alrededor de 9 centavos por dólar, superior a una estimación de entre cero y 5 centavos bajo la propuesta anterior, explicó Johnson.

Los poseedores de bonos de GM rechazaron la semana pasada una propuesta que podría haberles otorgado una participación del 10 por ciento en la reestructuracióm de la firma.

El viernes la automotriz recibió un impulso cuando el sindicato Trabajadores Automotores Unidos (UAW por su sigla en inglés) ratificó de manera abrumadora un nuevo acuerdo sindical de recorte de costos con GM, disipando uno de los principales obstáculos en los esfuerzos de reestructuración de la automotriz.

Se espera que GM presente el lunes una solicitud de protección por quiebra y que el presidente estadounidense, Barack Obama, posiblemente discuta los próximos pasos de su reorganización en ese momento.

El Gobierno de Estados Unidos planea invertir un total de 60.000 millones de dólares en GM. Unos 12.500 millones de dólares más en financiación ha sido destinados a su compañía financiera afiliada GMAC.

"Habría preferido estar totalmente fuera de ella", dijo Obama en una entrevista con NBC News grabada el viernes en la Casa Blanca y emitida el sábado.

"Pero la alternativa era ver una liquidación, bancarrota en la que una enorme institución con una gran importancia para nuestra economía sencillamente se habría roto en pedazos", agregó.

El equipo de Obama dijo el sábado que daban la bienvenida a un acuerdo alcanzado por Alemania con el grupo canadiense Magna, GM y el Gobierno de Estados Unidos salvar a la automotriz alemana Opel de la inminente bancarrota de su matriz estadounidense.

"Este acuerdo es un paso positivo para la industria automotriz. El grupo de trabajo de la industria automotriz continuará su cercana colaboración con el Gobierno alemán sobre el tema", dijo un funcionario de alto rango.