Botín confía en que las negociaciones para la venta del Banco Venezuela concluyan "de forma satisfactoria"

SANTANDER, 14 (EUROPA PRESS)

El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, señaló hoy que la entidad continúa las negociaciones con el Gobierno de Venezuela sobre la decisión del Ejecutivo de Hugo Chávez de nacionalizar la filial del banco español, y confió en que "todo termine satisfactoriamente".

A preguntas de la prensa, Botín recordó en Santander que el banco comenzó las negociaciones con el Gobierno venezolano en agosto de 2008 y continúan en estos momentos. "Espero que todo termine satisfactoriamente", confió el presidente de la entidad bancaria.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, anunció ayer que para el 22 de mayo tienen previsto cerrar el acuerdo para la nacionalización del Banco de Venezuela, del grupo español Santander, una de las mayores entidades financieras del país.

Chávez reveló que el ministro de Finanzas venezolano, Alí Rodríguez, "está reunido con representantes del Banco de Venezuela, está cerrando prácticamente el acuerdo" para que esta entidad "pase a ser propiedad social" y forme parte de los activos del Estado.

Aunque algunos analistas valoraron que la compra podría ser unos 1.800 millones de dólares (1.325 millones de euros) cuando el presidente anunció su plan de comprarla en 2008, Chávez ha dicho que el precio inicialmente previsto --y que nunca ha mencionado-- debe ser modificado como consecuencia de la crisis financiera.

El pasado domingo en su programa semanal 'Aló, presidente', Chávez adelantó que ya estaban acelerando las gestiones para nacionalizar "pronto" la entidad que pertenece al grupo español. "Tengo todos los estudios y cálculos y ya sabemos cuánto vale, así que en eso seremos muy rigurosos, como lo hemos sido en todos los demás casos", dijo.

El mandatario venezolano ha nacionalizado ya grandes compañías controladas por grupos extranjeros y recientemente ordenó expropiar decenas de empresas que desempeñaban servicios en el sector petrolero, pasando a manos del Estado de miles de hectáreas y pozos de explotación de crudo.