Economía/Empresas.- ACS estudia sus alternativas para entrar en el consejo de Iberdrola

MADRID, 23 (EUROPA PRESS) ACS estudia actualmente las distintas estrategias y alternativas que puede llevar a cabo para entrar en el consejo de administración de Iberdrola después de que el pasado viernes la junta de accionistas de la eléctrica aprobara una modificación de sus estatutos que limita los puestos en su máximo órgano de gestión, informaron hoy a Europa Press en fuentes del sector. Según las mismas fuentes, el grupo de construcción y servicios no renuncia a su derecho de contar con representación en la eléctrica, de la que es primer accionista, con un 12,6% de su capital (un 5,4% de forma indirecta, a través de derivados). El presidente de ACS ya se reunió el pasado 13 de marzo con el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, para solicitar personalmente la entrada en el consejo de la eléctrica. El encuentro se celebró una semana antes de la junta de Iberdrola y días después de que esta misma petición se cursara por carta. En la reunión, y según indicaron entonces en fuentes de Iberdrola, la eléctrica accedió a estudiar la petición. No obstante, el pasado viernes y ante la junta su presidente indicó que la entrada de ACS se estudiará en su momento, pero que "este no es ese momento". Además, la asamblea de la eléctrica aprobó, con el voto en contra del grupo constructor, una reforma de sus estatutos que dificulta el nombramiento de nuevos consejeros. La modificación limita a quince el número de miembros del consejo (puestos con que actualmente cuenta) y levanta la limitación de setenta años para formar parte del mismo. De su lado, ACS considera que tras cerrar el pasado 4 de marzo la venta de Unión Fenosa y salir de su consejo de administración, ya no existe ningún elemento que le impida ejercer su derecho a contar con representación en el consejo de Iberdrola. Una de las vías con que cuenta ACS para consolidarse en la eléctrica puede pasar por aumentar su participación. El grupo de construcción siempre ha manifestado su intención de elevar su inversión en Iberdrola para "consolidarse como accionista de referencia" de la eléctrica y, junto con el resto de socios, "contar con un papel destacado en el desarrollo de la compañía". La intención de ACS de aumentar su participación en Iberdrola coincide con el reforzamiento de su posición financiera que logró con la venta de Fenosa. Según sus datos, dispone de liquidez por 4.400 millones de euros y ha reducido su endeudamiento a unos 6.400 millones. No obstante, el grupo que preside Pérez estudia actualmente si tiene que solicitar autorización a las autoridades regulatorias de Estados Unidos para que su participación directa en Iberdrola supere el 10%, como consecuencia de la integración del grupo estadounidense Energy East Corporation, según argumenta la eléctrica.