Economía/Empresas.- Nozar cuenta con cinco días para acudir al juzgado a demostrar su solvencia y evitar el concurso

MADRID, 10 (EUROPA PRESS) Nozar cuenta con cinco días hábiles para demostrar su solvencia y evitar el concurso de acreedores, tras recibir hoy martes la notificación oficial del juzgado de lo Mercantil número 2 de Madrid sobre la admisión a trámite de la solicitud de concurso presentada por Avalatransa, informaron a Europa Press en fuentes de la inmobiliaria. En los próximos cinco días se celebrará una vista cuya conclusión será o bien la declaración del concurso de acreedores de Nozar o bien su desestimación. Para que ocurra esto último, la inmobiliaria deberá formular oposición a la solicitud de concurso presentando las pruebas pertinentes. En caso de que fuera declarada en concurso, Nozar protagonizaría una de las mayores suspensiones de pagos, junto a las de Martinsa Fadesa, Llanera, Habitat y Tremón. El titular del juzgado de lo Mercantil número 2 de Madrid, en un auto dictado el pasado 23 de enero, admitió a trámite la solicitud de concurso necesario de Nozar solicitada por Avalatransa. Se trata de la segunda ocasión en que Avalatransa solicita el concurso de Nozar, que fue desestimado en la primera ocasión. En su auto, el juez considera que Avalatransa no solamente afirma ser acreedora de Nozar, sino que, además, acompaña a su solicitud una amplia prueba documental pública que, sin que sea prejuzgar en este momento procesal, justifica, al menos indiciariamente, la legitimación que invoca. No obstante, la inmobiliaria de la familia Nozaleda mantiene que su situación económica y financiera no requiere la declaración del concurso de acreedores de la compañía, dado que está en condiciones de afrontar sus pagos, ha conseguido rebajar su deuda y actualmente ultima el proceso de refinanciación de su deuda pendiente. Asimismo, la inmobiliaria asegura que no existe la deuda de 320.000 euros que Avalatransa le reclama y denuncia que la demanda de concurso de acreedores de esta empresa constituye "un episodio más de una trama de fraudes en las que estaría implicado un estrecho grupo de personas vinculadas entre sí a través de dicha sociedad", según consta en la documentación que Nozar prepara para defender su solvencia. En la documentación, Nozar apunta que incluso ha tenido que asumir pagos a la Seguridad Social no satisfechos por esta empresa, atendiendo a la responsabilidad solidaria que tenía como contratista. Nozar encargó a esta firma unas obras de urbanismo.