Economía/Empresas.- Telefónica redujo un 8,4% la retribución de su consejo en 2008, con 21 millones de euros

MADRID, 18 (EUROPA PRESS) El consejo de administración de Telefónica percibió una remuneración de 21,03 millones de euros en 2008, una cifra en línea con la percibida por los consejeros en el año anterior con 22,96 millones de euros, según el informe de gobierno corporativo de la compañía. Del total, 10,97 millones de euros fueron en concepto de retribución fija frente a los 11,4 millones de euros del años anterior, mientras que en retribución variable el consejo recibió 7,88 millones de euros frente a los 9,526 millones de euros de 2007. Por su parte, el consejo de administración recibió 215.000 euros en dietas frente a los 211.000 euros del ejercicio 2007. Por último, el órgano recibió 1,956 millones de euros el pasado año frente a los 1,818 millones de 2007 por otros conceptos. Sin embargo, las cifras desglosadas por tipología de consejeros reflejan cambios fundamentalmente por la variación en el número de consejeros que integran cada una de las categorías. De esta forma, los consejeros ejecutivos, categoría que este año conforman el presidente del grupo, César Alierta; el consejero delegado, Julio Linares; y el director general en Latinoamérica, José Maria Álvarez-Pallete, percibieron en 2008 un total de 15,96 millones de euros, frente a los aproximadamente 17,8 millones repartidos entre los cinco ejecutivos que formaban parte del órgano ejecutivo de la compañía en 2007. La retribución de Antonio Viana-Baptista, que presento su dimisión a finales de 2006 "por razones personales", así como de Peter Erskine, ex presidente y consejero delegado de O2 hasta la adquisición de Telefónica en el 2006, se incluía en este epígrafe. Antonio Viana-Baptista recibió una indemnización de 11,8 millones de euros tras su marcha de la compañía, 8,58 millones de euros en concepto de indemnización además de otros 3,28 millones más por retribuciones fijas y variables. Por su parte, los consejeros dominicales Isidre Faine y Antonio Massanell, en representación de la Caixa, y José Maria Abril y Vitalino Manuel Nafria, en representación de BBVA, recibieron una retribución de 1,2 millones de euros, frente a los 1,059 millones del año anterior. En el caso de los consejero independientes, que incrementaron su número, a pesar de la salida de Manuel Pizarro, con respecto al año anterior tras la incorporación de Luis Fernando Furlán y Maria Eva Castillo, percibieron una remuneración de 2,8 millones de euros, frente a unos 1,8 millones de euros ejercicio precedente. Manuel Pizarro presento su renuncia voluntaria por "motivos personales" en la reunión de pasado enero de 2008. Por último los consejeros externos, José Fernando de Almansa y Peter Erskine --que cesó de sus funciones ejecutivas pasando a ser considerados a consejero externo-- percibieron una remuneración de 981.000 euros, frente a los 356.000 euros que recibió el pasado año José Fernando de Almansa.