Economía/Finanzas.-La dimisión de vocales del PP no impedirá acuerdos del Consejo de CCM, que requieren mayoría absoluta

Los estatutos estipulan que en caso de cese de un vocal antes del término de su mandato, será sustituido por el suplente TOLEDO, 16 (EUROPA PRESS) La dimisión de los consejeros del Partido Popular de los órganos de Caja Castilla La Mancha (CCM) no impedirá en principio que el Consejo de Administración de la entidad saque adelante los acuerdos en este órgano, ya que los 'populares' disponen de tres vocales de un total de 15, y el 'quorum' exigido es de la mitad más uno, esto es, mayoría absoluta. Según los estatutos de CCM, consultados por Europa Press, para la válida constitución del Consejo de Administración se requiere la asistencia personal de la mayoría de sus miembros, y la adopción de los acuerdos exigirá el voto favorable de la mitad más uno de los asistentes, salvo en los supuestos establecidos legalmente o en los presentes Estatutos que exijan una mayoría cualificada. Asimismo, estipula que en caso de empate tendrá voto de calidad quien presida la reunión. Las votaciones son nominales, excepto cuando el mismo Consejo de Administración decida que tengan carácter secreto, y el voto es único y no delegable. Actualmente forman parte del Consejo de Administración de la entidad castellano-manchega un total de 15 componentes: el presidente, el vicepresidente primero, el consejero secretario y los doce vocales. Igualmente, los estatutos señalan que el Consejo de Administración podrá actuar en pleno o delegar funciones en la Comisión Ejecutiva, en el presidente, o en el director general, aunque en ningún caso podrá delegar las funciones relativas a la elevación de propuestas a la Asamblea General ni las que el Consejo de Administración haya recibido por delegación, salvo que estuviere expresamente autorizado al efecto. Tampoco serán delegables las funciones o facultades indelegables por Ley o ministerio de estos Estatutos. CESES En cuanto a los ceses, los estatutos establecen que los vocales del Consejo de Administración cesarán en el ejercicio de sus cargos en los mismos supuestos que se relacionan con los consejeros generales, y por incurrir en las incompatibilidades o pérdida de los requisitos previstos. En este sentido, estipulan que en el caso de cese de un vocal antes del término de su mandato, será sustituido durante el periodo restante por el correspondiente suplente. En ningún caso podrán efectuarse nombramientos provisionales. Por último, establecen que el cese de vocales del Consejo de Administración habrá de comunicarse a la Consejería Competente y al Banco de España para su conocimiento y constancia.