El juicio contra Alierta y su sobrino quedará visto para sentencia mañana

  • Madrid, 21 abr (EFE).- El juicio que se sigue en la Audiencia Provincial de Madrid (APM) contra el presidente de Telefónica, César Alierta, y su sobrino por un presunto uso de información privilegiada en la compra-venta de acciones de Tabacalera en 1997 quedará visto para sentencia previsiblemente mañana.

Madrid, 21 abr (EFE).- El juicio que se sigue en la Audiencia Provincial de Madrid (APM) contra el presidente de Telefónica, César Alierta, y su sobrino por un presunto uso de información privilegiada en la compra-venta de acciones de Tabacalera en 1997 quedará visto para sentencia previsiblemente mañana.

Tras admitir hoy como prueba cinco informes periciales que rechazan la supuesta conducta delictiva de Alierta y Luis Javier Plácer o limitan los efectos del presunto uso de información privilegiada, la presidenta del tribunal, Manuela Carmena, convocó a las defensas de los acusados y al fiscal Alejandro Luzón a exponer sus conclusiones mañana, la cuarta sesión del juicio oral.

El Fiscal Anticorrupción, que inició sus actuaciones contra los dos acusados a raíz de la querella presentada por una asociación de consumidores en 2002, solicita una pena de cuatro años y medio de cárcel para Alierta y otros cuatro años para Plácer por haber obtenido un beneficio de 1,86 millones de euros con el presunto uso de información privilegiada.

Durante la jornada de hoy declararon a petición de las defensas de Alierta y Plácer los seis expertos que han elaborado los informes admitidos hoy como prueba por el tribunal.

Aunque esos documentos fueron aportados después del trámite de presentación de pruebas y antes de que empezara el juicio oral, Carmena sostuvo que "parecen interesantes y necesarios" porque "abordan mucha información necesaria sobre el comportamiento del mercado bursátil, del que la Sala es muy desconocedora".

El fiscal Alejandro Luzón, al que los informes le fueron notificados en la segunda sesión del juicio oral, se quejaba de que pretendían "elevar las conclusiones de parte a la categoría de prueba", ya que algunos de sus autores eran "abogados vestidos con la piel de perito" y los documentos aportados eran "pseudopericias".

Los primeros peritos que ratificaron sus informes fueron los profesores del IESE Pablo Fernández y José Manuel Campa, que negaron la tesis de la Fiscalía Anticorrupción de que las acciones de Tabacalera se vieron propulsadas en septiembre de 1997 por el anuncio de la compra de la empresa estadounidense Havatampa y la subida del precio del tabaco.

También rechazaron que Alierta hubiera podido anticipar ese comportamiento para obtener un beneficio con la compra-venta de títulos, contrariamente a la opinión del fiscal.

"Con nuestra experiencia y todos los informes que se han hecho, toda la evidencia sugiere que la conclusión (sobre la evolución en bolsa que da la Fiscalía) no es correcta porque cuando se produce una compra, eso se refleja en la cotización en el día del anuncio", de forma que los títulos de la compradora se resienten y suben los de la comprada, afirmó el profesor Campa apoyándose en 500 informes que analizan 2.700 casos de fusiones y adquisiciones.

En cambio, la Fiscalía Anticorrupción citó ejemplos contrarios protagonizados por Dogi, Befesa (filial de Abengoa), Mapfre, Telecinco, NH Hoteles y Banco Santander, que experimentaron subidas tras anunciar importantes operaciones.

Por su parte, los abogados de Uría Menéndez y Garrigues Luis de Carlos y Fernando Vives limitaron a entre 48,9 y 81 millones de pesetas las ganancias obtenidas por la compra de acciones de la empresa si hubiera habido uso de información privilegiada, frente a los 309 millones que cuantifica la Fiscalía.

Los peritos cuestionaron los períodos tomados para cifrar las ganancias por parte del Ministerio Público, que tiene en cuenta el período de compra de los títulos (entre agosto y septiembre de 1997) y el de venta (enero y febrero de 1998).

Además, el presidente de Renta 4, Juan Carlos Ureta, consideró que los beneficios obtenidos con acciones de Tabacalera por Creaciones Baluarte -la sociedad fundada por Alierta y traspasada a su sobrino Luis Javier Plácer- fueron "muy similares" a los que habría logrado otro inversor que hubiera comprado tras hacerse pública la compra de Havatampa y la subida de los precios del tabaco.