El PP expedientará hoy a Francisco Galán, el vocal de CCM que sustituyó a Rosa Romero tras su dimisión

TOLEDO, 26 (EUROPA PRESS) El Comité regional de Derechos y Garantías del Partido Popular aprobará durante la reunión que mantendrá hoy abrir un expediente disciplinario a Francisco Galán Polo, militante del partido que el pasado 25 de febrero tomó posesión como nuevo vocal en el consejo de administración de Caja Castilla La Mancha (CCM), en sustitución de la alcaldesa de Ciudad Real, Rosa Romero. Ésta última había dimitido una semana antes de sus cargos en la entidad a petición del partido, junto a otros seis vocales propuestos por el PP. Fuentes del PP informaron a Europa Press de que la decisión la abordará hoy el Comité regional de Derechos y Garantías, órgano presidido por el diputado regional José María Bris, que también estudiará los expedientes ya abiertos el pasado 24 de febrero a Germán Chamón y Tomás Martín-Peñato, los dos vocales de CCM, también miembros del consejo de administración, que no dimitieron tras pedirlo el partido. Así, desde el partido explican que a estos dos militantes se les llamó a consultas una vez que se inició el expediente pero que no acudieron a las mismas alegando "defectos de forma". Por ello, el Comité decidirá si mantiene abierto el expediente a nivel regional, o lo traslada al Comité Nacional de Derechos y Garantías en la sede de 'Génova'. Las citadas fuentes precisaron que el expediente a Galán se iniciará en los mismos términos y con la misma justificación que los dos anteriores, llevándose a cabo el mismo procedimiento en este caso que con Chamón y Martín-Peñato. Francisco Galán, militante del PP y que fue vicepresidente de la entidad de ahorros cuando Martín-Peñato era presidente, tomó posesión de su cargo en el consejo de administración de CCM, por el grupo de las Cortes, el pasado 25 de febrero, junto a Emilio Loriente, empresario también propuesto por los 'populares', que sustituyó al también dimitido Emilio Sanz, pero al que no se expedientará por no ser militante de base del partido. Tras tomar posesión, Galán dijo entonces asumir su nuevo cargo "con normalidad absoluta" y ya adelantó sobre la posibilidad de ser expedientado que no tendría "ningún problema", aunque opinó que podría "ser erróneo", pero que estaba "dispuesto a asumirlo, respetarlo y debatirlo" con el partido.