El PP ve a Pizarro con un estado mental "bloqueado" por las preocupaciones personales

  • Sevilla, 18 mar (EFE).- El vicesecretario general del PP andaluz, Ricardo Tarno, ha acusado hoy al vicesecretario general de los socialistas andaluces, Luis Pizarro, de tener un "estado mental bloqueado porque mantiene la cabeza en dos asuntos que le preocupan bastante personalmente".

Arenas cree hay muchísimos motivos para barajar una moción de censura que "está en la calle"

Arenas cree hay muchísimos motivos para barajar una moción de censura que "está en la calle"

Sevilla, 18 mar (EFE).- El vicesecretario general del PP andaluz, Ricardo Tarno, ha acusado hoy al vicesecretario general de los socialistas andaluces, Luis Pizarro, de tener un "estado mental bloqueado porque mantiene la cabeza en dos asuntos que le preocupan bastante personalmente".

En un comunicado, Tarno cree que los asuntos personales que le preocupan a Pizarro son tener que "acudir" al Tribunal Supremo por la querella presentada contra él por el presidente del PP-A, Javier Arenas, por haberle insultado y, tener que "dedicar tiempo a justificar el empleo de sus familiares".

El dirigente popular ha contestado así a Pizarro, quien ha calificado hoy de "ocurrencia" que Arenas baraje presentar una moción de censura contra el presidente andaluz, Manuel Chaves, algo, que, a juicio del "número dos" socialista "solo se le ocurre a alguien que está fuera de la realidad".

Según ha explicado Tarno, en los próximos días Pizarro tendrá que acudir al Tribunal Supremo por la querella que, ya en su día, presentó Arenas por "insultos reiterados" como "desequilibrado" o "matón de discoteca".

El dirigente popular ha destacado también que el vicesecretario general del PSOE-A dedique el tiempo "a justificar el empleo de sus familiares en vez de dedicarlo a otras cosas".

Tras respaldar que la necesidad de una moción de censura "está en la calle" y añadir que hay muchos motivos que la justifican, entre ellos el casi millón de parados en Andalucía,

Asimismo, ha recordado que el PP hará suya la decisión de trasladar al Parlamento "lo que está en la calle" y que se decidirá "con absoluta serenidad y libertad" el momento en el que se procedería a formalizar la moción de censura.