Emilio Bolado se convierte en la primera constructora en Cantabria que certifica sus sistemas de I+D+i

La empresa es optimista ante la crisis porque su principal actividad es la obra pública y por el esfuerzo inversor de las administraciones

SANTANDER, 16 (EUROPA PRESS)

Grupo Emilio Bolado ha recibido de Aenor la certificación en I+D+i según la UNE 166002:2006, lo que la convierte en la primera empresa del sector de la construcción en Cantabria que acredita sus sistemas y procesos de I+D+i conforme a esta norma y en la segunda empresa de la región, de todos los sectores, con esta acreditación. Representantes de la empresa recibieron hoy la certificación de manos de Aenor y en presencia de responsables del Grupo Sodercan.

Para la obtención de esta acreditación la empresa ha tenido que desarrollar una herramienta específica para la gestión de la investigación, el desarrollo y la innovación; así como un sistema de vigilancia tecnológica. Además, esta certificación compromete también a fomentar la creatividad.

La norma UNE 166002 proporciona la directrices para que las empresas implanten sistemas de gestión del I+D+i con el fin de fomentar las actividades en este ámbito, gestionarlas eficientemente, garantizar que no se pierdan actividades susceptibles de generar tecnología propia y patentes, reconocer tecnologías emergentes y, en definitiva, potenciar el I+D+i como "factor diferencial de competitividad".

Por ahora, según comentó el director de Operaciones de Certificación de Aenor, Gonzalo Piedrola, sólo unas 170 empresas españolas están certificadas según esta norma y en Cantabria son "pocas". De hecho, en la región Emilio Bolado es la segunda empresa que lo obtiene.

De todas maneras, el responsable de Aenor confió en que a lo largo de este año, con la ayuda de Sodercan y su impulso a la I+D+i y a la cultura empresarial innovadora, se pueda llegar a la cifra de unas 15 certificaciones en Cantabria.

LIDERAZGO E INNOVACIÓN

El director de Desarrollo e Innovación de Bolado, Jokin Rico, destacó que la investigación, el desarrollo y la innovación es una "herramienta esencial" para afrontar los retos que el Grupo Emilio Bolado pretende acometer en los próximos años. Además, resaltó que la obtención de esta acreditación "pone de manifiesto el compromiso" de la empresa con el I+D+i, "como forma para seguir consolidando su posición de liderazgo".

Ese liderazgo, tal como precisó el director general técnico de Bolado, Juan Carlos Pardo, ya lo ha venido demostrando la empresa en otras ocasiones desde su creación hace más de 40 años y situándose como "referente" en diversos campos.

Así, recordó que en 1980 fue la primera empresa de Cantabria que montó su propia planta de aglomerado en caliente, y en 1994 dio el salto a la gestión de proyectos relacionados con el medio ambiente (recogida y tratamientos de residuos, gestión del ciclo integral del agua, mantenimiento de parques y jardines...).

Desde su creación, su crecimiento ha sido "progresivo" y su "principal activo", en palabras de Pardo, es el personal, con una plantilla de unas 500 personas en la actualidad. Otro dato relevante, a su juicio, es el hecho de contar con un parque de maquinaria propia, que incluye más de 80 máquinas para obra pública y casi un centenar de camiones (entre los de recogida, hormigoneras y otros).

MEJORES PERSPECTIVAS FRENTE A LA CRISIS

En el momento actual, pese a la crisis, la empresa mantiene cierto optimismo. Y es que, aunque la situación les afecta, como a todos los sectores, tiene "mejores perspectivas" que en otros, ya que su principal área de actividad es la obra pública y en este ámbito está siendo destacable el impulso de las administraciones con un "esfuerzo inversor" que, según Pardo, "es de agradecer".

El director general técnico de la empresa destacó que la conclusión de las obras contratadas está "garantizada" y, entre ellas, se incluyen por ejemplo proyectos como la variante de Santillana a Suances, la de Comillas o la carretera Bolmir-Arija.

INVERSIÓN EN I+D+i

La obtención de la certificación en I+D+i según la UNE 166002:2006 por parte de Emilio Bolado se inscribe en la apuesta del Grupo Sodercan por la investigación, el desarrollo y la innovación, que incluye, entre otras medidas, el apoyo a las empresas para obtener certificaciones de calidad o de otro tipo.

A la vez, Sodercan apuesta por fomentar la implicación del tejido empresarial en el gasto en I+D+i, que, según el director general de Innovación y Desarrollo Empresarial del Grupo Sodercan, José Luis Sánchez, en Cantabria todavía está "a la cola" frente a otros países desarrollados.

No obstante, la inversión en I+D+i en la región ha crecido notablemente desde el año 2004, pasando de 46 millones en dicho ejercicio a 117 en 2007. De 2008 no hay todavía datos oficiales, pero según Sánchez, alcanza ya alrededor del 0,9 ó 0,91 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), con una "tendencia alcista" que si continúa conseguirá hacer a las empresas cántabras "más competitivas".

A la rueda de prensa en la que Emilio Bolado recibió su acreditación asistieron, además del representante de Aenor, el de Sodercan y el director general técnico y el director de Desarrollo e Innovación de Bolado; Isabel e Ignacio Bolado, también de la empresa, y Mónica Mar, de Sodercan.