La Unión de Consumidores de Cantabria solicita su inclusión en el Consejo Asesor de Justicia

El portavoz de UCC, Francisco Bautista, reclama el derecho de los usuarios a participar y hacer propuestas para mejorar el servicio SANTANDER, 11 (EUROPA PRESS) La Unión de Consumidores de Cantabria (UCC) ha solicitado formalmente al Gobierno de Cantabria su inclusión como miembro permanente en el Consejo Asesor de Justicia de Cantabria y denuncia que "se da la paradoja" de que los usuarios -los justiciables- no tienen representación en dicho órgano. En este sentido, desde hace varios meses UCC señaló que lleva solicitando "sin éxito" su inclusión en el Consejo. La primera solicitud se registró hace un año (concretamente el 14 de febrero de 2008) y hasta el 3 de septiembre no se obtuvo respuesta. Según la Unión de Consumidores, en la contestación, el director general de Justicia de Cantabria, Juan Carlos Mediavilla, anuncia que se estudiará la posibilidad de ampliar los miembros del Consejo para dar entrada a un representante de la Unión de Consumidores de Cantabria. Añade que, vista la receptividad de los responsables de Justicia, UCC ha solicitado formalmente su inclusión en este órgano, una incorporación que considera "fundamental porque, de lo contrario, supondría que una de las partes más importantes de los agentes que intervienen en el funcionamiento de la justicia, precisamente los justiciables, serían dejados de lado sin oir formalmente sus proposiciones y -lo que es más importante- sin participar en las decisiones que han de solventar los problemas que acucian a la justicia", argumenta el portavoz de la asociación, Francisco Bautista. En su opinión, el lema del Consejo Asesor de Justicia -'Nuestra justicia'- no ha de entenderse como exclusiva de los profesionales que intervienen en sus diversos ramos sino que "la justicia, al emanar de la soberanía nacional, ha de permitir a todos expresar sus opiniones y formular de manera adecuada y directa en aquellos foros, sus propuestas de soluciones al respecto". Bautista subraya que los retrasos en los señalamientos y en la celebración de las vistas, "dilaciones injustificadas" en los procedimientos judiciales, la falta de suficiente información sobre los asuntos que tienen tramitando en los diversos órganos judiciales, o la dispersión de las oficinas y juzgados, "son algunos de los graves y numerosos problemas de la Justicia y que desde el punto de vista de usuario de la misma, se deben trasmitir al Consejo para proponer y tomar soluciones al respecto", concluye.