Siete miembros del Consejo de Administración emitieron "objeciones particulares" sobre el fondo de los Estatutos

MADRID, 11 (EUROPA PRESS) Siete miembros del Consejo de Administración de Caja Madrid, 4 representantes del PP y 3 del PSOE, emitieron hoy "objeciones particulares" sobre el fondo del texto de Estatutos de la entidad remitidos el pasado 30 de enero a la Consejería de Economía y Hacienda, después de que se acordase por unanimidad enviar el documento para "no entorpecer el proceso" de adaptación de los mismos a la nueva Ley de Cajas, según informaron fuentes políticas populares y socialistas. El consejo se reunió esta mañana para cumplir con el requisito impuesto por el consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Antonio Beteta, en el que el pasado viernes emplazó al presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, a través de una carta, a que corrigiese un "defecto de forma en el proceso de adaptación" de los estatutos sociales y del reglamento electoral de la entidad. El consejero argumentó que el Consejo de Administración de Caja Madrid no había "intervenido colegiadamente en la formación de la voluntad de los textos remitidos", tal y como recoge el artículo 46 de los Estatutos de la Caja, sino que tan sólo se había "informado" a los miembros del Consejo del contenido. Con la decisión de hoy, se cumple por tanto con esta formalidad al haber salido ratificado el texto presentado por los servicios jurídicos de la entidad. No obstante, no se produjo ninguna votación formal, según destacaron las mismas fuentes, puesto que no se consideró necesario, al haber acuerdo de que debía cumplirse el requisito solicitado por Beteta, indicaron las mismas fuentes. El representante de UGT, Gonzalo Martín, advirtió de que si se producía una votación se abstendría, al tiempo que anunció aceptaría el texto modificado que remita la Consejería adaptado a la Ley. A partir de ahora, Beteta deberá aplicar las reformas que considere oportunas para la adaptación del texto "literalmente" a la nueva Ley de Cajas y enviarlo nuevamente al consejo antes del 17 de febrero. En el plazo posterior de un mes, corresponderá a la Asamblea General de Caja Madrid pronunciarse sobre estos Estatutos.