Toman posesión los dos nuevos vocales del consejo de CCM que sustituyen a los dimitidos por orden del PP

CUENCA, 25 (EUROPA PRESS) Luis Francisco Galán Polo y Emilio Loriente Piqueras tomaron hoy posesión como nuevos vocales del consejo de administración de Caja Castilla La Mancha (CCM), que celebró reunión ordinaria en Cuenca, en sustitución de Rosa Romero y Emilio Sanz, los dos miembros de este organismo propuestos por el PP que presentaron su dimisión la pasada semana, a instancias de su partido. A los dos suplentes, ya miembros de la Asamblea de la caja --requisito para ser miembro del consejo-- se les comunicó el lunes la convocatoria de esta reunión, iniciada a las 17.00 horas y tomaron posesión en el transcurso del encuentro, completándose así los 15 puestos del consejo. Los estatutos de CCM establecen, en cuanto a los ceses, que los vocales del consejo de administración cesarán en el ejercicio de sus cargos en los mismos supuestos que se relacionan con los consejeros generales, y por incurrir en las incompatibilidades o pérdida de los requisitos previstos. En este sentido, estipulan que en el caso de cese de un vocal antes del término de su mandato, será sustituido durante el periodo restante por el correspondiente suplente. En ningún caso podrán efectuarse nombramientos provisionales. Por último, establecen que el cese de vocales del Consejo de Administración habrá de comunicarse a la Consejería Competente y al Banco de España para su conocimiento y constancia. Así, el suplente de Rosa Romero, por el grupo de las Cortes, es Luis Francisco Galán Polo, que fue vicepresidente de la entidad de ahorros cuando Tomás Martín-Peñato, uno de los dos vocales propuestos por el PP que no ha presentado su renuncia, era presidente de la caja. Por su parte, Emilio Loriente Piqueras es el suplente de Emilio Sanz por el grupo de impositores. Actualmente, es uno de los propietarios de Industrias Cárnicas Loriente Piqueras (Incarlopsa), con plantas en Tarancón y en Olías del Rey. Precisamente, el secretario general del PP de Castilla-La Mancha, Vicente Tirado, afirmó ayer, en cuanto a la vacante dejada por los siete consejeros ya dimitidos de los órganos de CCM, que el PP no va a proponer a nadie, y que "quien vaya, lo hará a título individual y en representación de sus propios intereses". En el consejo se abordó también la comunicación de los ceses de los consejeros del PP que formaban parte de la Comisión de Buen Gobierno, Arturo García-Tizón y Vicente Tirado, así como la renuncia de Emilio Sanz, que además de formar parte del consejo de administración, era vocal de la Comisión Ejecutiva.