La CDU de Merkel baja en los sondeos lastrada por su posición ante Opel y la crisis económica

  • Berlín, 11 mar (EFE).- La Unión Cristianodemócrata Alemana (CDU), de la canciller Angela Merkel, mantiene su dominio en los sondeos respecto a su socio de Gobierno, el Partido Socialdemócrata (SPD), pero con un retroceso atribuido a su posición frente a Opel y otras medidas ante la crisis financiera.

La CDU de Merkel baja en los sondeos lastrada por su posición ante Opel y la crisis económica

La CDU de Merkel baja en los sondeos lastrada por su posición ante Opel y la crisis económica

Berlín, 11 mar (EFE).- La Unión Cristianodemócrata Alemana (CDU), de la canciller Angela Merkel, mantiene su dominio en los sondeos respecto a su socio de Gobierno, el Partido Socialdemócrata (SPD), pero con un retroceso atribuido a su posición frente a Opel y otras medidas ante la crisis financiera.

De acuerdo con el último sondeo del Instituto demoscópico Forsa, difundido hoy, la CDU se sitúa en el 34 por ciento, el nivel más bajo desde 2006 y un punto menos que una semana atrás.

El SPD, del vicecanciller y ministro de Asuntos Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, en cambio, sube por tercera semana consecutiva otro punto y se coloca en el 25 por ciento.

De las tres fuerzas de la oposición, la formación en alza es el Partido Liberal (FDP), al que los sondeos pronostican un 17 por ciento, mientras que La Izquierda se mantiene en el once por ciento y los Verdes ceden dos puntos para situarse en el nueve por ciento.

Pese a la pérdida de puntos de las filas de Merkel, la CDU y sus aliados de la Unión Socialcristiana de Baviera (CSU) estarían en disposición de formar coalición con el FDP y regresar así a la constelación tradicional de gobierno con sus aliados naturales, los liberales.

Ambas formaciones juntas tendrían un 51 por ciento, mientras que un teórico bloque entre el SPD, La Izquierda y los Verdes se quedaría en el 45 por ciento.

En comparación directa con su rival socialdemócrata Merkel tiene asimismo una clara ventaja, ya que un 50 por ciento de los electores se decantan por ella, frente al 24 por ciento que lo hacen por Steinmeier.

La gradual pérdida de puntos en los sondeos se atribuyen, según los expertos de Forsa, a la actitud de Merkel respecto a Opel y otras medidas de su gobierno, al que se achaca timidez para afrontar la crisis financiera.

El Gobierno alemán ha rechazado hasta ahora salir en ayuda de Opel por considerar insuficientes los planes de su casa matriz, la estadounidense General Motors, respecto al futuro del fabricante alemán y europeo.