Cinco trabajadores de la factoría de palas eólicas LM en Ponferrada (León) mantienen su encierro contra un posible ERE

El Comité de Empresa dice que está abierto al diálogo y la negociación

PONFERRADA (LEÓN), 15 (EUROPA PRESS)

El conflicto laboral en la empresa de fabricación de palas eólicas de Ponferrada (León) LM Glasfiber estuvo hoy protagonizado por la suma de otro trabajador, el quinto, al encierro que se lleva a cabo en la factoría de Santo Tomás de las Ollas contra la intención de la empresa de aplicar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para más de 500 trabajadores.

La representación de los trabajadores, a través del secretario del comité de empresa, Ursicino Sánchez, puso de manifiesto que están abiertos al diálogo después de que la dirección de la multinacional danesa se levantase de la mesa de negociación de forma unilateral.

Los sindicatos emplazan a dirección de LM a una nueva reunión el próximo lunes 20 de abril y, entre tanto, los cinco encerrados --el presidente del Comité de Empresa, Eusebio González, y los representantes sindicales Iván Prado, Carlos Pereira, José Antonio García y Miguel Gutiérrez-- mostraron su intención de mantener la medida de protesta de manera indefinida.

La previsión, según la parte social, es que conforme avancen los días se unan al encierro más trabajadores ya que los que de momento secundaron la movilización pasaron la primera noche durmiendo en colchonetas dentro de los locales sindicales de la empresa.

Los encerrados reconocen sentirse "nerviosos" ante la "incertidumbre" en la negociación del ERE pero se muestran satisfechos por el apoyo recibido del resto de la plantilla.

El presidente del Comité de Empresa de LM, Eusebio González, aseguró hoy que han dormido poco y que como los locales sindicales están cerca del comedor, se han dedicado a informar a los trabajadores de la situación.

"Ahora empezamos a notar el cansancio y estamos a la espera de recibir una respuesta por parte de la empresa, de acercamiento, y que el lunes acuda a dicha reunión", manifestó el presidente del Comité.

Los cinco sindicalistas anunciaron que se manifestarán el próximo sábado por las calles de Ponferrada, a partir de las 12.00 horas, en defensa del empleo en la comarca leonesa de El Bierzo.

Asimismo, recordaron que con el encierro sindical pretenden que la empresa retroceda en el expediente de regulación de empleo ya que en el último contacto negociador, los sindicatos plantearon eliminar de la negociación el despido de 150 trabajadores, y a cambio propusieron que el expediente de regulación de empleo temporal afectara a toda la plantilla de 920 operarios.

Los directivos de LM rechazaron tal propuesta. "Nosotros en ningún momento damos por cerrada la negociación, seguimos con ánimo de negociar y llegar a un acuerdo, pero la empresa vino sin ánimo ninguno de negociación", concluyó Sánchez.