Dogi perdió 6,9 millones hasta marzo por la caída de la demanda

BARCELONA, 14 (EUROPA PRESS)

La multinacional textil Dogi cerró el primer trimestre del año con un resultado neto negativo de 6,9 millones de euros, frente a unas pérdidas de 2,3 millones en el mismo periodo de 2008, según informó hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Dogi atribuyó estos resultados a la caída de la demanda en Europa, pero observó "síntomas de recuperación" en plantas de América y Asia. Para el conjunto del año, espera obtener un Ebitda (beneficio de explotación) positivo de cuatro millones de euros.

En el continente asiático, la empresa mejoró los costes operativos y productivos en la planta de China y en la oficina de Hong Kong tras la reducción de 95 empleos. Concluyó el cierre de la planta de Filipinas y trasladó la producción a Tailandia y China.

En América, donde sufrió antes los efectos de la crisis, recortó 24 puestos de trabajo y centró la actividad en el sector médico y de deportes de equipo.

La filial alemana Penn Elastic redujo un 30 por ciento las ventas y aplica un plan de contingencia para ahorrar dos millones de euros en 2009. Para ello, reducirán 25 empleos y aplicará un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) temporal de entre 40 y 55 días este año.

A finales de abril, Dogi España culminó la concentración fabril y logística de sus tres centros productivos de Catalunya en una nueva planta en El Masnou (Barcelona). Las ventas en el mercado nacional de la confección bajaron un 55 por ciento, por lo que Dogi está implementando un plan de ajuste que contempla un ERE temporal de 45 días, además de otras medidas de reducción de costes. En total, esperan ahorrar tres millones.