Economía/Motor.- Los empleados de Pilkington en Sagunto impiden la entrada y salida de camiones de la factoría

SAGUNTO (VALENCIA), 24 (EUROPA PRESS) Los trabajadores de la empresa auxiliar automovilística Pilkington, ubicada en el Puerto de Sagunto (Valencia), mantienen bloqueada, desde las 10.00 horas de hoy, la entrada y la salida de camiones en protesta por lo que consideran "inmovilismo" de la compañía, que pretende despedir a 192 trabajadores. Así, alrededor de 140 empleados se encuentran acampados en los exteriores de la factoría como medida de presión para reclamar que la empresa ceda en su planteamiento de aplicar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) con el que dejaría sin trabajo a cerca de la mitad de los 440 miembros que tiene su actual plantilla. Ante esta acción, que en principio durará hasta el jueves, la empresa ha decidido cerrar las puertas de acceso para que no entren los protestantes, lo que ha sido contestado por los trabajadores con el bloqueo de los accesos, tanto de suministros como de productos ya elaborados. El presidente del comité de empresa de la fábrica, Rubén López, consideró la reunión con la dirección de la compañía una "ruina" porque "la empresa no baja de los 192 despidos y sólo accede a hablar de las condiciones de los trabajadores que se verán afectados", señaló. Indicó que los trabajadores sí que aceptarían negociar una suspensión temporal de trabajo "pero no la extinción total". Los despidos afectarían a toda la sección de cristales laterales (70 por ciento del ERE) que así desaparecería de la factoría saguntina. No obstante, López afirmó que los estudios de mercado que se han realizado prevén que "hay posibilidad de construir todavía más de 2.200.000 laterales, lo cual supone trabajo para todos durante 6 ó 7 meses". Manifestó que "podemos aguantar durante este período a la espera de que se reactive el mercado automovilístico, como ya está pasando en Alemania, y no optar sólo por cerrar la sección", dijo. Asimismo, el representante de los trabajadores anunció que se ha entregado a la empresa un preaviso de paros de trabajo a partir de la próxima semana y advierte de que pararán "dos horas por cada uno de los tres turnos desde el lunes, y si no hay movimiento a la siguiente semana serán tres horas", explicó. Para el próximo jueves hay programada una nueva reunión entre comité y dirección de la empresa. De seguir el desacuerdo, se contempla ya para la siguiente semana la intervención de Enrique Pérez Boada, director del Instituto Valenciano de Finanzas, como mediador entre las partes. Los trabajadores de Pilkington ya hicieron el pasado 9 de marzo un encierro en el centro cívico del Puerto de Sagunt durante 24 horas para protestar sobre los despidos junto con los trabajadores de otras empresas en similar tesitura. Al día siguiente tuvo lugar una manifestación que contó con más de 4.000 protestantes para reclamar más inversiones y protección de los puestos de trabajo.