El Ayuntamiento destinará casi 17 millones a cuatro polígonos industriales para mejorar sus competitividad

Se reservarán unos 14 millones de metros cuadrados de suelo en los nuevos desarrollos urbanísticos para actividades industriales MADRID, 23 (EUROPA PRESS) El Ayuntamiento de Madrid destinará casi 16,74 millones de euros durante 2009 en obras de mejora y rehabilitación de los polígonos industriales de La Resina (Villaverde), Aguacate (Carabanchel), Herrera Oria (Fuencarral-El Pardo) y Las Mercedes (San Blas) con el objetivo de mejorar sus ofertas y hacerlos más competitivos en tiempos de incertidumbre económica. El alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón, presentó hoy el Plan de Mejora de las Áreas Industriales y Empresariales de la ciudad en el Vivero de Empresas de Carabanchel, acompañado por los representantes de CEIM, Arturo Fernández; UGT, José Ricardo Martínez; CC.OO., Javier López; y ATA, Belén Landaburu, además de otros responsables sindicales. En concreto, este Plan consta de ocho líneas de actuación, la más importante de las cuales incluye las obras de mejora y rehabilitación de los cuatro polígonos citados. En total, hasta 2011 se invertirá 30,42 millones en este sentido, de los que más de la mitad se destinarán a diversas actuaciones de infraestructuras este año, y 12,1 millones más se invertirán en el periodo 2010-11. En conjunto, durante 2009 el Ayuntamiento destinará 126,7 millones de euros en impulsar las diferentes medidas del Plan. Junto a la creación de nuevas infraestructuras se sitúan las otras siete líneas de actuación. En materia de movilidad se mejorará la accesibilidad a los centros de trabajo mediante nuevas líneas de autobús de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), ampliando la frecuencia de paso en hora punta y el horario en zonas especiales, y ampliando la dotación de marquesinas y puntos de información. Además, estas nuevas líneas tendrán una imagen corporativa propia. En cuanto a la línea relativa a la Información y Localización de Calidad, La Resina albergará una experiencia piloto con la instalación de directorios donde se identifiquen de manera rápida las actividades, servicios y equipamientos del área, así como sus puntos de acceso y salida, homogeneizando de este modo las señales de todos los polígonos industriales en el futuro. En este sentido, se dotará a la herramienta on-line de búsqueda de espacios industriales con nuevos servicios, traduciéndola a diferentes idiomas, y se realizarán campañas informativas para atraer inversión extranjera. También se fomentará la cooperación entre empresas. INNOVACIÓN, SALUD LABORAL Y FUTURO Otra de las líneas de actuación prevé la potenciación de la cultura de la innovación con el acceso a las nuevas tecnologías de la información. Para ello se fomentarán itinerarios formativos para la implantación de las nuevas tecnologías y se promoverá la constitución de 30 Comités de Innovación en toda la ciudad. Asimismo, se fomentará una cultura de la prevención en las empresas, sobre todo en las de menos de 50 empleados, para mejorar la salud en el trabajo de manera coordinada con los planes de prevención y riesgos laborales de los agentes sociales. También se realizará una jornada piloto sobre seguridad y salud laboral, y se establecerán oficinas de información y asesoramiento para la prevención de riesgos en los polígonos industriales. En cuanto al desarrollo sostenible, se pondrá en marcha un Plan de Residuos en los Polígonos Industriales y se comenzará con el EcoBusinessPlan de Madrid de manera experimental, ayudando a las empresas a generar beneficios "verdes y limpios" a través de prácticas ambientales que tengan un impacto positivo en el entorno. Las últimas dos estrategias se refieren, por un lado, a la reserva de suelo industrial en todos los nuevos desarrollos urbanísticos --se calcula que podrá afectar a 14 millones de metros cuadrados-- y, por otra, la sustitución del actual Servicio de Acción Directa por una Oficina Especializada en la deslocalización para atender las necesidades concretas de las diferentes empresas radicadas en la capital. GRAN PESO INDUSTRIAL Durante su intervención en el acto, Gallardón consideró "inaceptable" la cifra del 9,7 por ciento de paro de la ciudad pese a estar "muy por debajo" del 13,9 por ciento estatal. "Madrid quiere liderar el remonte de la crisis", proclamó, señalando que la industria de la capital representa más de la mitad de la de toda la Comunidad, el 9 por ciento de la producción municipal total y el 7 por ciento del empleo. "En torno a Madrid se articula la aglomeración industrial más importante de España por número de empresas y la segunda por número de trabajadores. Estamos hablando de 10.000 centros de trabajo y 120.000 empleos que aportan anualmente más de 9.000 millones de valor añadido bruto a nuestra economía", ilustró el regidor. Por ello, el Gobierno que encabeza busca "potenciar y adecuar la industria al nuevo contexto competitivo desde la convicción de su extraordinaria capacidad para acelerar la actividad de otros sectores, generar y asimilar innovaciones tecnológicas, diversificar la propia economía e incrementar la cohesión social y el reequilibrio territorial". Con todo ello se busca, en definitiva, "paliar el riesgo de deslocalización". Y es que, tal y como recordó el primer edil, "una cuidad necesita tejido productivo, empresarial, de servicios y también industrial para no convertirse en una mera ciudad dormitorio". "Estamos en una crisis gravísima, muy severa, y no es momento de buscar culpables sino de encontrar soluciones para recuperar la bandera del pleno empleo", abogó Gallardón. Así, admitió que Madrid no puede competir en costes con otros focos económicos como China, por lo que "hay que hacerlo en competitividad, en valor añadido de servicios y productos". "Siempre habrá alguien en esta economía global que ofrezca peores condiciones sociales o mano de obra más barata. Nuestra ventaja está en la cualificación y en la formación", apostilló. Por último, Gallardón destacó que este Plan se ha logrado gracias al "consenso" de todos los agentes sociales, de quien subrayó su "ejercicio de responsabilidad" durante una crisis "sin duda durísima" y que está "agobiando a muchas personas". CONSENSO SOCIAL En este mismo sentido se pronunciaron también los responsables de la patronal y de los sindicatos. Así, José Ricardo Martínez consideró que la iniciativa presentada hoy está "llena de sentido común" por basarse en el "diálogo social". "Esta iniciativa merece el aplauso y aprobación de todos porque no saldremos de esta crisis sin el concurso de todos", añadió. Por su parte, Javier López indicó que "en un momento difícil como el actual los empresarios, los trabajadores y las administraciones tiene que gobernar la salida de la crisis" y, aunque no se pueda determinar cuándo ocurrirá eso, sí se puede decidir "cómo se quiere salir, cómo se quiere que sea entonces el empleo y la economía". "Es la hora de intentar salvar las empresas y los empleos entre todos, también desde el componente local del Estado, y de apostar por el empleo de calidad, apoyando a los desempleados mientras tanto. No es tiempo de recetas caducas y de fundamentalismos, sino de diálogo y acuerdo. Los madrileños podemos sentirnos orgullosos de cómo se está abordando la crisis desde el ámbito municipal", concluyó. Por último, el presidente de CEIM, Arturo Fernández, opinó que "ésta es la hora de la verdad" y pidió que "todos se pongan de acuerdo para salir del paso". Entre las necesidades más acuciantes mencionó la introducción de las nuevas tecnologías en las pymes para fomentar su competitividad.