El Ayuntamiento se personará en el concurso de acreedores de DICO para defender los derechos de los madrileños

La compañía ganó un concurso para construir un aparcamiento en la avenida de Portugal antes de solicitar un concurso voluntario de acreedores en enero MADRID, 25 (EUROPA PRESS) El Ayuntamiento de Madrid se personará en el concurso de acreedores de la empresa DICO, ganadora de un concurso para construir un aparcamiento para residentes en la avenida de Portugal número 155, después de que ésta lo solicitara voluntariamente el pasado mes de enero e incumpliera así sus compromisos contractuales con el Gobierno municipal. La delegada de Obras y Espacios Públicos, Paz González, lo anunció hoy durante la comisión ordinaria de su ramo, en la que estuvieron presentes algunos de los afectados, y explicó que "ya se han iniciado los trámites administrativos para la resolución del contrato con DICO por el incumplimiento de sus obligaciones contractuales esenciales" y que el Consistorio "se personará en el concurso de acreedores abierto para defender los intereses de los vecinos y del Ayuntamiento de Madrid". "A partir de ahora, garantizamos la plaza o la devolución del dinero entregado a cuenta, pero es aventurado decir en qué fechas y plazos concretos podrá estar terminada la infraestructura. Pero tomaremos toda la celeridad del mundo en los plazos administrativos", aseguró la edil. Y es que algunos de los adjudicatarios de las plazas ya han adelantado hasta 7.500 euros por las mismas --el 40 por ciento del total--, y ahora están a la espera de recibirlas sin poder utilizarlas. El grupo DHO, responsable de DICO, presentó en enero un concurso voluntario de acreedores que el juzgado mercantil número 6 de Madrid aceptó a principios de mes. "Se trata de una decisión empresarial y judicial que afecta a los vecinos del entorno y, directamente, a los 350 que ya han firmado sus contratos por la plaza por un valor total de 2,5 millones de euros", indicó González. DIFERENTES OPCIONES Aunque a la infraestructura no le queda mucho para estar terminada, ya que fuentes municipales indicaron a Europa Press que las obras están "muy avanzadas", la situación ha hecho que las obras se paralicen y que ahora se puedan demorar incluso meses, ya que además del Ayuntamiento otras empresas se presentarán al concurso de acreedores y habrá qué decidir cómo se resuelve la situación: si se encomienda la obra a algún organismo público, si otra compañía se queda con los compromisos de DICO o si se convoca un nuevo concurso, entre otras opciones. "Lo que tenemos meridianamente claro es que el Ayuntamiento defenderá y protegerá en la medida de los posible y con toda la voluntad y los instrumentos de que disponemos los intereses de todos los vecinos de Madrid, especialmente de los que ya tienen asignada la plaza y han realizado pagos a cuenta", insistió la delegada. Además, aseguró que ya se han puesto en contacto con los vecinos mediante dos cartas informativas y una reunión ayer mismo para explicarles la situación y las posibilidades de ahora en adelante. Ante las críticas de los socialistas, que acusaron al Ejecutivo municipal de haberse demorado mucho en dar estas explicaciones, la responsable municipal recordó que "en la vida administrativa todo está reglado" y que "hasta que no ha habido una notificación del juzgado informando de la aceptación del concurso de acreedores no podía decirse nada". "Habría sido irresponsable si lo hubiéramos hecho sólo por tener indicios y hubiéramos dado a los vecinos unas expectativas sobre algo que no estaba concretado en nada", opinó a continuación la edil. Por último, hizo hincapié una vez más en que el Ejecutivo municipal "intentará con todas las posibilidades, especialmente las más ágiles y viables, garantizar que las personas que han adelantado sus aportaciones económicas puedan disfrutar lo antes posible de sus plazas" y que "a los que no quieran esperar, el Ayuntamiento les garantizará el reembolso absoluto de su dinero en el plazo más breve posible". El precio de cada una de las 880 plazas de este aparcamiento es de 16.000 euros aproximadamente, variando en función del tamaño y del nivel de profundidad. El presupuesto de las obras era de más de dos millones de euros y, aunque debería haberse acabado en 2007, en junio del año pasado la coordinación general de Obras y Espacios Públicos señaló que estaba dando un margen a la adjudicataria para ver si podía continuar con las obras. Además del aparcamiento de la avenida de Portugal, esta empresa ganó los concursos de construcción y explotación de las instalaciones de Alameda (171 plazas en nueve plantas), Nuestra Señora de la Candelaria (381 plazas) y Ramón de Aguinaga (388 plazas). En total, 1.820 puestos afectados por los retrasos.