El comité de empresa de la Fundación Aspace pide al consejero Roig que no se cuelgue "medallas" y que cumpla la ley

PAMPLONA, 11 (EUROPA PRESS) El comité de empresa de la Fundación Aspace Navarra para el Empleo exigió hoy al consejero de Innovación, Empresa y Empleo del Gobierno de Navarra, José María Roig, tras su anuncio de ayer de facilitar trabajo a entre 30 y 35 de estos trabajadores, que no se cuelgue "medallas", que la medida "no sea puntual" y que cumpla la ley que obliga a que el 20 por ciento de los contratos públicos se den a Centros Especiales de Empleo y Centros de Inserción Social. El portavoz del comité, Pablo Segura, realizó estas declaraciones a los medios de comunicación tras su comparecencia en la comisión de Innovación, Empresa y Empleo del Parlamento de Navarra, en la que los representantes sindicales transmitieron a los parlamentarios la situación actual que atraviesa la Fundación. Sobre la rueda de prensa que ayer ofreció Roig para anunciar el convenio firmado con la empresa Viveros de Navarra por el que se tiene previsto aportar trabajo a entre 30 y 35 trabajadores de Aspace, Segura lamentó que los trabajadores hayan tenido conocimiento de esta medida "por los medios de comunicación" y que el Gobierno no se haya puesto en contacto todavía ni con el comité ni con la dirección de la empresa "para anunciar nada". En este sentido, aseguró que no conoce "en qué consiste exactamente la medida" y aunque le parece "muy bien que el consejero se ponga manos a la obra" para ofrecer 30 puestos, reclaman que no se trate de "una medida coyuntural y no se desentienda a partir de ahora", porque la situación de riesgo es para más de 80 trabajadores e incluso para toda la plantilla, "ya que no hay dinero para hacer frente a la próxima nómina". Segura también lamentó que el consejero no hiciera alusión ayer a a la petición realizada por el comité para que incremente la ayuda que reciben los centros especiales de empleo, "ya que es un derecho el trabajo, pero también tener un salario digno". Por otro lado, el comité de empresa también quiso mostrar su desacuerdo con la actuación del Gobierno al hacer públicas las ayudas que reciben los centros especiales de empleo, "porque están reguladas por ley y no es una ayuda que se nos dan por que sí". Además, Segura aclaró que el 70 por ciento de ese dinero se devuelve en impuestos, en IVA e IRPF. Sobre la situación actual de la Fundación, Segura explicó que las dos plantas de Noain y Lesaka están a la mitad de rendimiento y el resto de la plantilla, "prácticamente parada". Por eso, solicitan que ante todo "se cumpla la ley" y que el 20 por ciento de los contratos públicos se den a Centros Especiales de Empleo y Centros de Inserción Social, porque de esta forma "habría trabajo para nosotros y no necesitaríamos el incremento de la ayuda". Por su parte, el presidente de la Asociación de Centros Especiales de Empleo de Navarra y gerente de Tasubinsa, Guillermo Arrizabalaga, que también compareció en la misma comisión, explicó la "grave" situación por la que está atravesando el colectivo, ya que la crisis "está afectando de lleno". En este sentido, aseguró que "ahora más que nunca" necesitan que se cumplan las normativas vigentes en cuanto a la contratación de personas con discapacidad en la Administración, con el fin de evitar "llevar a la práctica ERES o despidos", ya que este colectivo "necesita además una asistencia social añadida si van a sus casas sin trabajo". Arrizabalaga apuntó que el objetivo de la comparecencia en la comisión era lograr "una mayor sensibilidad de la Administración y el Parlamento" para que se tenga en cuenta al colectivo en la contratación pública. Por último, y sobre el anuncio realizado ayer por Roig, dijo que se "agradece que se vayan dando pasos".