El comité de Frape Behr rechaza el ERE en Barcelona y pide recolocaciones

BARCELONA, 15 (EUROPA PRESS)

El comité de empresa de Frape Behr en Barcelona rechazó hoy el cierre de la fábrica, que supone el despido de 210 personas, y aseguró que la decisión responde a una estrategia de la compañía para concentrar la producción en las dos plantas de Montblanc (Tarragona).

El portavoz del comité Jesús Plaza explicó a Europa Press que el expediente "no responde a un tema económico ni tampoco productivo, sino que es una estrategia del grupo", por lo que avanzó que los trabajadores se opondrán a los despidos y exigirán recolocaciones en las plantas de Tarragona, donde trabajan más de 900 personas.

Reconoció que los costes de producción son algo más elevados en Barcelona que en Montblanc, una situación que la dirección "podía haber corregido, si hubiera querido, en un plazo de dos años", añadió.

Plaza sostuvo que, en el último año, la compañía "ha ido preparando" las instalaciones tarraconenses --con la puesta en marcha de una nueva línea productiva, entre otras medidas-- para poder acoger toda la producción que se hace ahora en Barcelona.

Asimismo, recordó que Tarragona presenta otras ventajas frente a Barcelona como el hecho de que los terrenos de Frape Behr son de propiedad y el Ayuntamiento le da "todas las facilidades", mientras que en Barcelona están de alquiler.

En este sentido, el sindicato UGT de Catalunya exigió hoy "implicación" a la Administración para evitar el cierre de una planta "del todo rentable". Aseguraron estar "decepcionados" por la decisión unilateral de la empresa, después de que la plantilla haya realizado "el esfuerzo" de aprobar dos planes de viabilidad, 92 despidos en 2007 y una congelación salarial para garantizar el futuro.

Tras el cierre de la línea productiva, en Barcelona permanecerán unos 150 trabajadores de las áreas de I+D y toda el área de servicios centrales de la multinacional en España.