IU pregunta a la Junta sobre la situación de Isofotón y las medidas que prevé adoptar para mantener los empleos

MÁLAGA, 21 (EUROPA PRESS) IU ha registrado una pregunta en el Parlamento andaluz, dirigida concretamente a la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa, sobre la situación de la compañía de placas fotovoltaicas Isofotón y las acciones que piensa adoptar para el mantenimiento de los puestos de trabajo y de la actividad en Málaga, en concreto, en el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA), donde tiene su centro productivo. El parlamentario andaluz de Izquierda Unida por Málaga, José Antonio Castro, recordó a Europa Press que el pasado lunes el comité de empresa mantuvo una reunión con la delegada de Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta en Málaga, Pilar Serrano, para denunciar que Isofotón incumple el plan de viabilidad que presentó junto al Expediente de Regulación de Empleo (ERE). En este sentido, Castro hizo hincapié en la necesidad de que el Ejecutivo andaluz se implique para iniciar una búsqueda dialogada de soluciones a los problemas que esta empresa presenta en la actualidad. Según resaltó el representante de la coalición de izquierdas, "parece ser que la empresa ha desmantelado maquinaria sin estrenar con la intención de trasladarla a otro centro de producción, después de anunciar el establecimiento de una nueva fábrica en Ohio (EEUU)". MEDIDAS Izquierda Unida presentó también este mes en el Parlamento de Andalucía una proposición no de ley sobre la situación de la empresa. Así, se propone instar al accionista mayoritario a que, junto al Gobierno andaluz, realice una inyección de capital en Isofotón, y recuperar parte de la compañía para el sector público, de forma que éste tenga una presencia mayoritaria en el consejo de administración y se garantice la viabilidad financiera y productiva. En esta iniciativa se plantea, de igual modo, realizar una auditoría contable que aclare el destino de las inversiones realizadas, de los beneficios obtenidos y de los niveles de facturación alcanzados durante los años en que Isofotón ha estado privatizada, así como pedir responsabilidades al consejo de administración por la "pésima" gestión realizada. También se aboga por designar a un consejero delegado elegido por el Parlamento andaluz para el consejo de administración, que "dé transparencia contable y controle la gestión"; por no admitir ningún ERE presentado por la compañía que no esté avalado por los trabajadores afectados, y por mantener desde la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa una reunión con los empleados de Isofotón y de las empresas auxiliares. DAÑO AL TEJIDO PRODUCTIVO MALAGUEÑO La federación de izquierdas hizo hincapié en esta proposición en que "a los 170 despidos acontecidos se suma un ERE que apenas si garantiza a la empresa un año más de viabilidad", lo que supondría "un daño irreparable para el tejido productivo malagueño y el empleo", en tanto que se trata de una compañía que, directamente, da trabajo a más de 700 personas e, indirectamente, a más de 200. Esta empresa fue privatizada, quedando el Grupo Bergé como accionista mayoritario, y, con sólo un 0,8 por ciento de participación pública, "se le dieron más de 30 millones de euros en subvenciones entre la Junta y el Gobierno central". Sin embargo, Izquierda Unida advirtió de que, a pesar de estas ayudas y de las positivas cuentas de resultados presentadas por el consejo de administración en ejercicios pasados, "la producción ha bajado en el último año al 50 por ciento de su capacidad, se acumula un 'stock' creciente y los trabajadores ven peligrar sus puestos y la propia continuidad de la empresa". Por todo ello, reclamó que la administración pública tenga "un control directo sobre este tipo de empresas estratégicas para la economía de Andalucía", ya que, en su opinión, sólo de este modo "se podrían evitar fugas de capital, deslocalizaciones y cierres".