Los sindicalistas se encierran en las fábricas en defensa de la planta de Valladolid

  • Valladolid, 21 abr (EFE).- Delegados sindicales en Renault han comenzado hoy un encierro en las fábricas de Palencia, Valladolid y Sevilla, en defensa del mantenimiento de la actividad en la factoría vallisoletana de Carrocería y Montaje.

Los sindicalistas se encierran en las fábricas en defensa de la planta de Valladolid

Los sindicalistas se encierran en las fábricas en defensa de la planta de Valladolid

Valladolid, 21 abr (EFE).- Delegados sindicales en Renault han comenzado hoy un encierro en las fábricas de Palencia, Valladolid y Sevilla, en defensa del mantenimiento de la actividad en la factoría vallisoletana de Carrocería y Montaje.

El encierro ha empezado a las 06.00 y concluirá a las 06.00 de mañana, han explicado representantes sindicales en declaraciones a los periodistas en Valladolid.

Los participantes en el encierro son alrededor de medio centenar tanto en Palencia como en Valladolid, y una cifra similar en Sevilla.

El representante de Comisiones Obreras, Joaquín Arias, ha asegurado que a finales del presente mes la dirección de Renault tiene que pronunciarse sobre la concesión a la fábrica de Carrocería y Montaje de un nuevo modelo.

Actualmente, la fábrica produce el Modus, en exclusiva para todo el mundo, y algunas versiones del Clio.

Si la multinacional francesa no concede a esta factoría la producción de un nuevo modelo, los sindicatos convocarán nuevas movilizaciones, ha advertido Arias.

Por su parte, el representante de UGT, Alejandro Durán, ha afirmado que "no nos vale el coche eléctrico", cuya fabricación podría adjudicarse a esta factoría, porque "será un complemento" que por si solo no garantizará la continuidad de la factoría.

Durán ha añadido que las ayudas del Gobierno y de la Junta de Castilla y León al sector de la automoción son bienvenidas, pero el futuro de la fábrica depende de lo que decida la marca del rombo.

El responsable de CGT, Unai Hernández, ha recordado que mañana están previstos en Valladolid paros de dos horas, al final de cada turno de trabajo, tanto en la planta de Carrocería y Montaje como en la de Motores.

Hernández ha acusado de Renault de utilizar el coche eléctrico como "un tapiz de ilusión", cuando la realidad de la fábrica de Valladolid "es de un presente muy negro".

En la misma línea, el representante de la Confederación de Cuadros Profesionales, José Ramón Martín, ha reclamado la adjudicación a Valladolid de "un vehículo tradicional", independientemente de que también pueda producir en un futuro coches eléctricos.

Finalmente, por parte de Trabajadores Unidos, Joaquín Isabel ha denunciado que la empresa no aplica el contrato de relevo, para prejubilar a trabajadores de mayor edad y contratar jóvenes, lo que a su juicio revela que esta planta "no tiene futuro" sin la concesión de ese nuevo modelo.

Renault produce en Palencia varias versiones del Megane y en Sevilla cajas de cambios.