Los trabajadores del Colegio de Arquitectos de Canarias se encadenan para denunciar un ERE "encubierto"

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 17 (EUROPA PRESS)

Los trabajadores del Colegio de Arquitectos de Canarias se han encadenado hoy frente a las Institución para denunciar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) "encubierto" que ha conllevado el despido de 20 personas en los últimos 2 años, 15 de ellos durante el último año y medio y, de éstos, 7 tuvieron lugar la semana pasada, según declaró a Europa Press la delegada sindical de la Unión General de Trabajadores (UGT) en el Colegio de Arquitectos, Elena Cabrera.

De esta manera, la concentración ha comenzado a las 10.00 horas de hoy como protesta por los despidos masivos y la "persecución" sindical que está teniendo lugar en el seno de la empresa. Así, los trabajadores, en solidaridad con las personas despedidas, se encadenarán ante el Colegio y exigirán la readmisión de los empleados despedidos y la apertura de un proceso de negociación.

La delegada sindical explicó que temen que se produzcan más despidos "porque están llevando a cabo un ERE encubierto". "Una vez que se hayan fundido los permanentes y los beneficios del Colegio abrirán ya, ante la Inspección de Trabajo, un ERE, ya que el plan que tienen es el de reducir el Colegio a la mínima expresión", dijo.

En este sentido, mostró su perplejidad por la "pasividad" de los colegiados, puesto que, debido a la poca participación colegial, "están convirtiendo el Colegio de Arquitectos en un feudo privado y un coto privado de una junta directiva". "No entendemos --añadió-- cómo permiten, no sólo que estén esquilmando los beneficios económicos de años del colegio sin querer buscar otras alternativas, que las hay, en un momento tan delicado, en donde está en juego aspectos profesionales de la titulación de arquitectura con todo el proceso de Bolonia".

Por su parte, "el Colegio de Arquitectos, para culminar los más de quince despidos materializados en el último año y medio, ha decidido amortizar la plaza de una representante de los trabajadores, cometiendo graves irregularidades y llevando a cabo una política netamente antisindical. De esta manera, la empresa, en un claro ejemplo de abuso de poder, lesiona gravemente la libertad sindical y deja desprotegidos a los trabajadores, cuya defensa más básica queda completamente anulada", indicaron desde UGT.

El sindicato también explicó que con esta decisión, el Colegio de Arquitectos incurre en una "grave lesión" del derecho a la libertad sindical, que queda "completamente coartada" ante la posibilidad de que la acción sindical venga represaliada por parte de los responsables de la empresa. Para el sindicato, la decisión de despedir a la delegada de UGT supone la vulneración del derecho al ejercicio legítimo de actividad sindical del trabajador y deja en situación de desamparo al resto de la plantilla.

"UGT --añadieron-- manifiesta su mayor repulsa hacia estas actuaciones unilaterales y reclama un proceso de negociación en el que estén presentes todas las partes implicadas, en el que se puedan plantear alternativas y buscar soluciones conjuntas. En función de cómo se desarrollen los acontecimientos, UGT tomará las medidas oportunas, reservándose la posibilidad de iniciar las acciones legales pertinentes, si es necesario, para defender el derecho fundamental de esta representante sindical y del resto de los trabajadores de la empresa".