Mitsubishi Fuso (Daimler) cerrará dos plantas y eliminará 2.300 empleos

STUTTGART (ALEMANIA), 13 (EUROPA PRESS)

El fabricante japonés de vehículos industriales Mitsubishi Fuso Trucks and Buses (participado en un 85% por el grupo alemán Daimler) pondrá en marcha un plan de reestructuración que contempla el cierre de dos fábricas, en Japón y Tailandia, y la supresión de 2.300 puestos de trabajo.

El máximo responsable de Daimler Trucks, Andreas Renschler, destacó los progresos realizados por Fuso en los últimos años, pero señaló que el nuevo plan persigue mejorar la rentabilidad y posicionar a la empresa ante la rápida transformación del mercado global de vehículos industriales.

Mitsubishi Fuso cerrará su factoría de autobuses de Oye, en Japón, a mediados de 2010, y transferirá la producción a la planta de Toyama. Además, la empresa cerrará a finales de este mismo año su planta de Tailandia, especializada en la producción de camiones medios y pesados.

Fuera de Asia, la compañía pretende también optimizar sus operaciones productivas y logísticas, lo que supondrá la fabricación de determinados modelos de camiones ligeros en la planta portuguesa de Tramagal.

Daimler espera que estas medidas y otras adicionales en diferentes ámbitos permitan una reducción anual de costes de 760 millones de euros hasta 2011. El coste del programa de reestructuración ascenderá a 260 millones de euros, distribuidos en los ejercicios de 2009 y 2010.

Mitsubishi Fuso ha reducido un 45% sus 'stocks' en lo que va de año y ha recortado sus gastos un 20% en los tres primeros meses de 2009. Sin embargo, la empresa se enfrenta a una fuerte caída del mercado de vehículos industriales, especialmente en Japón, donde concentra el 22% de sus ventas, frente al 48% contabilizado en 2003.