Plantilla de Pickman La Cartuja pide a Junta que actúe "con urgencia" y evite el cierre de una firma histórica

Un centenar de personas se concentra ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social contra el ERE

SEVILLA, 6 (EUROPA PRESS)

Los trabajadores de Pickman La Cartuja pidieron hoy a la Junta de Andalucía que medie en el conflicto y actúe "con urgencia" para evitar el cierre de una empresa "histórica", tras finalizar sin éxito la reunión mantenida hoy entre la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, una representación de la compañía y de los empleados.

En declaraciones a Europa Press, la presidenta del comité de empresa, Carmen Vivero, lamentó la situación por la que atraviesan y explicó que esta reunión supone la fase previa a la resolución de la Junta sobre el expediente de regulación de empleo (ERE) temporal que la empresa pretende poner en marcha para 92 de sus 112 empleados, lo que supone el 82 por ciento de la plantilla.

En este marco, un centenar de personas se concentraron entre las 9,45 y las 11,30 horas ante la sede de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, ubicada en la Torre Norte de la Plaza de España de Sevilla, en apoyo a los trabajadores de Pickman, que reclaman el desarrollo de un plan industrial alternativo ante el desarrollo del ERE y el pago de sus nóminas atrasadas desde enero.

Según explicó Vivero, los trabajadores ya han pedido una reunión con el delegado provincial de Empleo en Sevilla, Antonio Rivas, para solicitarle que medie en el conflicto de forma "urgente" y confió en que se encuentren alternativas viables a la compañía.

"Los ánimos están caldeados porque los pagos prometidos por el empresario aún no se han ingresado", indicó Vivero, quien indicó que la empresa insiste en que cobrarán "aunque siguen sin cumplir el compromiso".

Ante esta situación, Vivero recordó que por el momento en la empresa sólo trabaja el almacenaje y parte de la administración, con lo que no se está fabricando. Así, previó que "teniendo en cuenta que hay pedidos que cubrir y que estos continúan llegando el stock de piezas podría acabar a corto plazo, con el consiguiente perjuicio que se ocasionaría a una marca que nadie puede dudar de su viabilidad".