Preacuerdo en Cadbury para el cierre de la planta de Trident en Barcelona con 156 despidos

BARCELONA, 21 (EUROPA PRESS)

La dirección de Cadbury y los sindicatos han alcanzado un preacuerdo sobre las condiciones para el cierre de la planta de chicles Trident en El Prat de Llobregat (Barcelona), lo que supondrá el despido de 156 trabajadores y el traslado de la producción a Polonia.

Las condiciones, que la plantilla del centro deberá ratificar mañana mediante votación, pasan por prejubilaciones a partir de los 50 años --una medida que afectará a una cincuentena de trabajadores-- e indemnizaciones de 60 días por año, según explicó hoy a Europa Press la responsable del sector alimentario de UGT en el Baix Llobregat, Ester Espigares.

Destacó que el comité también ha logrado que las indemnizaciones vayan acompañadas de unos pluses dependiendo de la antigüedad de cada empleado. Así, las cuantías mínimas que percibirán los trabajadores alcanzarán los 25.000 euros, añadió.

La dirección de la multinacional también se comprometió a contratar una empresa para recolocar a las personas afectadas por el cierre de la planta catalana con el objetivo de que todos encuentren un nuevo empleo "de acuerdo a su perfil y capacidades y en el plazo de dos años como máximo", afirmó Espigares.

El preacuerdo entre el comité y la dirección de Cadbury llegó ayer tras una reunión maratoniana que empezó a las 16 horas y acabó de madrugada. Si la plantilla lo acepta mañana, significará el fin de más de un mes de movilizaciones desde que la empresa anunció el cierre el 31 de marzo.