Siete empresas cántabras de automoción logran 18,8 millones del Plan de Competitividad para una inversión de 42

Las ayudas autonómicas a la industria se extenderán este año a los talleres de reparación

SANTANDER, 3 (EUROPA PRESS)

Siete empresas cántabras recibirán más de 18,8 millones de euros en ayudas del Plan de Competitividad del sector Automoción del Ministerio de Industria. Se trata de Bosch, Nissan, Bravo Enterprise, Maflow, Industrias Jacinto Herrero, el Grupo CROPU y Bridgestone, que en total, abordarán una inversión en la región superior a 42,8 millones de euros.

Cantabria ha sido la comunidad autónoma con mayor porcentaje de éxito en la convocatoria, ya que de los once proyectos presentados siete han recibido ayudas del Ministerio, lo que supone el 63,64 por ciento de los planteados, frente a una media nacional del 34,77%.

Además, también ha sido la región con más ayuda concedida por cada empleo en este sector, ya que ha conseguido recabar el 2,35 por ciento de la dotación habilitada por el Ministerio, pese a contar sólo con el 1,14 por ciento de los trabajadores del sector de la automoción en España.

El consejero de Industria y Desarrollo Tecnológico, Juan José Sota, presentó hoy los datos en rueda de prensa y destacó que Cantabria ha sido también la región con mayor porcentaje de ayudas concedido respecto a la inversión total, ya que las siete empresas beneficiadas recibirán de media una ayuda equivalente al 43,95 por ciento de la inversión prevista.

En total, once empresas cántabras presentaron solicitudes a este plan del Ministerio cuyo objetivo es facilitar que el sector pueda afrontar el descenso de la actividad económica y prepararse para que la recuperación sea después más rápida. Esas once empresas planteaban inversiones por importe cercano a 45,8 millones de euros y siete de ellas, con proyectos por valor de 42.815.664 euros, han sido seleccionadas.

Otras dos, Tecnologías Auxiliares de Fundición e Industrias Cántabras de Torneado, están en lista de espera y, por tanto, podrían también beneficiarse si alguna empresa de las ya seleccionadas por el Ministerio no cumpliera al final con todos los requisitos.

Según comentó el consejero, esas dos empresas de la región son de las primeras en puntuación en la bolsa de reserva que ha creado el Ministerio por si falla alguna de las empresas españolas beneficiadas. La resolución definitiva se conocerá "de manera inmediata".

En total, el Ministerio de Industria ha repartido 800 millones de euros con el Plan de Competitividad del sector Automoción, parte correspondiente a subvenciones y el resto en forma de créditos a tipo 0. En el caso cántabro, de los 18,8 millones concedidos, prácticamente 1,8 millones son subvenciones y el resto (algo más de 17 millones) son anticipo reembolsable.

OTRAS AYUDAS

A estas ayudas se sumarán en breve las que convoca el propio Gobierno regional, que confía publicar en los próximos diez días la orden de ayudas a la industria en la cual, como novedad, se abrirán las subvenciones a los talleres de reparación, porque este sector también está sufriendo la crisis.

Sota aseguró que la orden saldrá "de manera inmediata", pero no avanzó más detalles sobre los contenidos, en los que finalmente no se logró alcanzar un acuerdo con sindicatos y patronal, ya que hubo "alguna controversia" entre empresarios y organizaciones sindicales y al final ha tenido que decidir la Consejería.

Sobre la posibilidad de poner en marcha en Cantabria algún tipo de ayudas a la compra de vehículos como se va a hacer en Navarra, el consejero explicó que de momento no se ha valorado esa posibilidad y, además, incidió en las diferencias entre las dos comunidades, no sólo por el régimen foral y financiero de Navarra, sino también porque allí hay empresas que fabrican automóviles y en Cantabria son empresas del sector auxiliar de automoción.

De todas maneras, aseguró que si en el futuro fuera necesario y el Gobierno estuviera en condiciones económicas de hacerlo, no tendrían "ningún inconveniente".

SECTOR ESTRATÉGICO

Sota destacó el peso de la industria auxiliar de automoción en la economía regional y su carácter "estratégico" ya que, según dijo, representa el 23 por ciento del PIB del sector industrial, por delante de sectores industriales importantes como el de alimentación o el de transformación metálica.

Además, de los 46.000 trabajadores cántabros del sector industrial, unos 7.500 corresponden a la industria auxiliar de automoción, que tiene una facturación de casi 2.000 millones de euros.

El consejero también resaltó el trabajo realizado por las empresas para acudir a la convocatoria de ayudas del Ministerio y destacó igualmente la labor de coordinación realizada por la administración regional.

El Plan de Competitividad del sector Automoción del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio se inscribe dentro del Plan Integral de la Automoción (PIA) de dicho departamento, en el cual se integran también otras iniciativas como el Plan Vive, proyectos piloto de vehículos eléctricos, ayudas a la internacionalización y a la mejora logística, y el impulso de la investigación y el desarrollo. La dotación total del PIA --que se enmarca a su vez en el denominado 'Plan E' del Gobierno central-- es de 4.070 millones de euros.