Trabajadores de Rottneros convocan una concentración por el posible cierre de la planta de Miranda (Brgos)

MIRANDA DE EBRO (BURGOS), 9 (EUROPA PRESS) Los trabajadores de Rottneros, la papelera sueca ubicada en Miranda de Ebro (Burgos), anunciaron hoy las primeras movilizaciones ante la posibilidad del cierre definitivo de la empresa en esta localidad. Inmersos en un Expediente de Regulación de Empleo, el Comité de Empresa sospecha que no podrán volver a la producción tras concluir, el 16 de febrero, el ERE. Tal y como confirmaron hoy en rueda de prensa, en las últimas reuniones mantenidas con los responsables de la multinacional sueca, "no se llegado a aceptar ni siquiera un duro plan de viabilidad que supondría la reducción de un 33 por ciento de la plantilla", señaló el presidente del Comité de Empresa, Francisco González. Esta misma mañana, representantes del Comité de Empresa de Rottneros se reunieron con el alcalde de la localidad, el socialista Fernando Campo, que se puso en contacto con la Junta de Castilla y León y el gobierno central para tratar de buscar su implicación contra el cierre. De esta manera y según detalla una nota de prensa remitida por el gabinete municipal de prensa, una representación del Comité de Empresa, "que elaborará un dossier con la información del estado de la planta", acompañará al primer edil a Madrid el próximo jueves, a un encuentro que el alcalde cerró hoy con los secretarios de Estado de Seguridad Social y Empleo. Por otra parte, está previsto poder cerrar una reunión con el consejero de Economía de la Junta en Valladolid. Desde Rottneros consideran que se trata de una importante empresa dentro de la comunidad, que necesita del apoyo de las administraciones. Estamos hablando de la cuarta empresa de la provincia de Burgos que más factura, por lo que creemos que es importante que las administraciones se involucren para evitar el cierre", indicó González. Según los responsables sindical, el "más que probable e inminente cierre" de la fábrica de Rottneros dejaría sin trabajo a 162 personas de manera directa y afectaría a "diversas empresas que tiene subcontratada la fábrica", más o menos otros 90 operarios, además de otros 300 trabajadores de manera indirecta. Además y según señalaron desde fuentes sindicales, se trata de una plantilla de edad de avanzada, "con una media de edad de 52 años, de los que unos 35 podrían ser personas con edad de acogerse a una prejubilación". Por todo ello, el comité de empresa ha convocado una concentración a las 10.00 horas a las puertas de la empresa, a la que invitan "a cuantos quieran apoyar nuestra reivindicación", concluyó Francisco González. En la argumentación de la multinacional para la clausura de la fábrica, dedicada a la producción de pasta de celulosa, se pone sobre la mesa que el mercado "se ha derrumbado, tanto en los consumos como en los precios".