transferencia" de empleo porque supondría una "involución"

VITORIA, 07 (EUROPA PRESS)

La portavoz en funciones del Gobierno vasco, Miren Azkarate, afirmó hoy que el Ejecutivo autonómico no puede aceptar una "anti-transferencia" en materia de empleo y formación, ya que, "además de suponer una involución estatutaria, implicaría que a la sociedad vasca se le hurtarían recursos económicos a los que tiene pleno derecho".

Azkarate realizó estas declaraciones en la habitual rueda de prensa tras el Consejo del Gobierno, en la que se preguntó si "determinados medios de comunicación" están "preparando el terreno para dar por buena" una transferencia "que contribuya a desnaturalizar, degradar o rebajar los contenidos del Estatuto de Gernika", en referencia a algunas informaciones aparecidas durante los últimos días.

El Gobierno vasco recordó que su última propuesta realizada al Gobierno central, en el año 2001, "para cumplir el Estatuto de Gernika en materia de empleo y formación", fue rechazada. Una propuesta en la que se apuntaba a la competencia de Euskadi en cuanto a la "cualificación de trabajadores y su formación integral", así como su competencia financiera de esta materia.

A este respecto, la portavoz del Gobierno vasco concluyó que "en los últimos años el Estado, y en concreto el Gobierno de Rodríguez Zapatero, se ha negado una y otra vez a reconocer y asumir esta última especificidad, la referente a la fórmula de financiación de traspaso, razón por la cual hasta el presente ha resultado imposible materializarlo".