UGT pide autoridad a Las Palmas de Gran Canaria ante despido del 65% de la plantilla de mantenimiento de colegios de FCC

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 20 (EUROPA PRESS)

La Unión General de Trabajadores (UGT) en Canarias ha solicitado al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria que tenga autoridad ante el despido de 16 trabajadores (el 65% de la plantilla actual, que consta de 26 personas) del servicio de mantenimiento de colegios públicos de la empresa Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), según puso hoy de manifiesto el secretario general de la Federación de Metal, Construcción y Afines del sindicato, Gregorio Guerra Gil, durante una rueda de prensa.

"Se están produciendo unas circunstancias por las que una serie de trabajadores, en concreto, el 65 por ciento del Departamento de Mantenimiento de Colegios, tienen hoy en su poder una carta de despido que alega hechos falsos", dijo.

De esta manera, FCC lleva a cabo el mantenimiento de un total de 72 colegios públicos, 6 universidades populares, además de diferentes guarderías públicas de Las Palmas de Gran Canaria con una plantilla de 26 trabajadores (de los que 16 serán despedidos el próximo 28 de abril). "Desde UGT entendemos que esto es una actitud de injusticia e indecencia por parte de FCC, ya que la empresa alega que el motivo del despido tiene que ver con el incumplimiento por parte del Ayuntamiento en el abono de facturaciones y el incumplimiento por parte del Consistorio al dilatarse a la hora de pagar sus facturas", dijo Guerra mientras apuntó a que FCC ha indicado que los despidos también tienen que ver con la finalización del servicio de la contrata.

Por su parte, el secretario general de la Federación del Metal, Construcciones y Afines explicó que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, y en concreto la concejal del Área, Nardy Barrios, garantizó que la Institución "ha hecho frente a todas sus obligaciones con la empresa".

Así, exigió al Consistorio "autoridad". "Le pedimos autoridad, puesto que siendo la empresa principal, el dueño de los colegios y los responsables de las seguridad de nuestros hijos en los colegios, debe instar a FCC a retirar las cartas de despido de los trabajadores. Si no fuera así, no nos quedaría más remedio que movilizar a los trabajadores, a la opinión pública, a las asociaciones de padres y a los directores de los centros, para que sean conscientes de lo que nos estamos jugando", afirmó.

Con todo, UGT Canarias consideró que FCC ha procedido a entregar la carta de despido a 16 trabajadores con alegaciones "falsas" --en relación a la empresa indicó que los despidos eran por la finalización del servicio y que el Consistorio no ha cumplido con sus obligaciones--.

Guerra aprovechó también para instar al Ayuntamiento y a FCC a consensuar las deudas, "si existen", o las divergencias que tienen, puesto que desde el sindicato se opina que los despidos son consecuencia de "guerras políticas". "Instamos --añadió-- a que antes del día 24 los dos organismos se pongan de acuerdo y se retome la situación de estos trabajadores, que no tienen ninguna culpa. Lo que no vamos a permitir es que vayan a la calle sin tener arte ni parte en esta consecuencia".

LOS COLEGIOS SE QUEDARÍAN SIN MANTENIMIENTO

Por otra parte, alertó de la situación que se podría dar en los 72 colegios públicos de cuyo mantenimiento se encarga FCC si se sigue adelante con los despidos, puesto que se quedarían sin el mantenimiento de instalaciones deportivas, puertas, cristales y todo tipo de instalaciones dentro de los centros.

"Todos sabemos la antigüedad que tienen los colegios públicos en esta capital, todos sabemos las irregularidades y los deterioros que estos centros tienen, lo que supone un riesgo para nuestros hijos, que están en enseñanza, primaria, infantil o preescolar. Por lo tanto, el hecho de que estos colegios se mantengan con 9 trabajadores no es posible", comentó.

De esta manera, Guerra explicó que, por ejemplo, en la actualidad se cuenta para el mantenimiento de los colegios con 3 fontaneros, de los que quedará sólo 1; 1 electricista que será despedido; 11 albañiles de los que quedarán 2; 3 capataces que se mantienen; y 2 conductores de los que sólo permanecerá 1.