Demetrio Madrid subraya que faltó tiempo para hacer más pedagogía sobre las autonomías

  • León, 19 feb (EFE).- El primer presidente de Castilla y León, Demetrio Madrid, ha defendido hoy el proceso de configuración autonómico en España, si bien ha reconocido que "probablemente se hizo deprisa" y "faltó tiempo" para "hacer más pedagogía" entre la población.

Demetrio Madrid subraya que faltó tiempo para hacer más pedagogía sobre las autonomías

Demetrio Madrid subraya que faltó tiempo para hacer más pedagogía sobre las autonomías

León, 19 feb (EFE).- El primer presidente de Castilla y León, Demetrio Madrid, ha defendido hoy el proceso de configuración autonómico en España, si bien ha reconocido que "probablemente se hizo deprisa" y "faltó tiempo" para "hacer más pedagogía" entre la población.

Aunque se ha mostrado de acuerdo con el resultado del proceso, sí ha reconocido que, de haber tenido más tiempo, "se hubiera intentado hacer mayor pedagogía" sobre el tema.

Así lo ha afirmado a EFE el también vocal del Consejo Consultivo de Castilla y León, con motivo de la presentación esta noche en el Club de Prensa del Diario de León de su libro "El arranque de Castilla y León. Una necesidad política".

En este contexto, ha defendido la "necesidad" de que se constituyera Castilla y León, una comunidad que no podía haberse configurado de otra manera, ya que "no podía ser que un territorio tan importante e histórico como éste no tuviera su propia norma", en alusión al estatuto de Autonomía.

Es más, ha añadido que "con el arranque de esta comunidad "empieza la historia moderna de Castilla y León".

Para Demetrio Madrid, en términos históricos todas las comunidades autónomas están empezando y ha añadido que es verdad que "unas lo están haciendo con más ruido que en otras".

A su juicio, en Castilla y León apenas existen hechos diferenciales, como puede ocurrir en otros lugares, como la lengua, situaciones que, por otra parte, contribuyen a dar diversidad a la comunidad y también riqueza.

En su obra, Demetrio Madrid ha contado los acontecimientos más importantes de la constitución de Castilla y León.

Así, hace un repaso de los acuerdos y desacuerdos de las distintas fuerzas políticas y sociales hasta que se aprobó el estatuto de autonomía, porque "conflictos, naturalmente, que hubo".

No se trata de hacer historia con esta obra, pero sí que los historiadores puedan acudir a ella.

Para Madrid, Castilla y León "es una comunidad sólida", pero "otra cosa es que tenga que ser más capaz y que haya que establecer mayores capacidades de relaciones y de buen funcionamiento de sus instituciones".