Economía/Motor.- Autoescuelas acuerdan con Repsol renovar su flota con "vehículos más ecológicos" propulsados con gas

MADRID, 24 (EUROPA PRESS) Repsol ha firmado un acuerdo con la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE) para renovar la flota de las escuelas de conductores españolas con vehículos propulsados por Gas Licuado del Petroleo (GLP) para automoción o Autogas, un carburante "más respetuoso con el medio ambiente y más económico", indicó hoy el responsable de desarrollo de mercado de Repsol Gas, Iñigo Palacio. Este carburante reduce las emisiones de los óxidos de nitrógeno tóxicos hasta un 68 por ciento y las emisiones de partículas contaminantes un 99 por ciento respecto al diesel. Asimismo, disminuye los niveles de ruido un 50 por ciento, por lo que los "futuros conductores aprenderán que también existen vehículos de baja contaminación", indicó el presidente de la CNAE, José Miguel Báez. Por otro lado, el precio del Autogas es un 50 por ciento más barato que el del gasóleo, lo que supone ahorros de cuatro euros por cada 100 kilómetros recorridos frente a un vehículo a gasolina y dos euros cada 100 kilómetros frente a un vehículo diesel. "Un ahorro que con los tiempos de crisis que corren no se puede despreciar", apostilló Báez. Dentro de las energías consideradas "limpias", la propulsión por gas es una tecnología "más inmediata" que la del coche eléctrico, ya que es "de fácil implementación", según señaló Palacio. De hecho, la conversión de un coche de gasolina a otro más ecológico que pueda funcionar tanto con gas como con gasolina cuesta unos 2.000 euros. El motor de estos coches arranca utilizando gasolina, para pasar después a utilizar gas. Durante el trayecto, el conductor puede pasar de la gasolina al gas "pulsando un botón", de forma que la autonomía del coche aumenta hasta los 1.000 kilómetros, ya que al depósito de gasolina hay que sumar el de gas, que se instala cuando se reforma el coche. En virtud del acuerdo firmado entre la CNAE y Repsol, la empresa pagará el coste de esa conversión a los 400 primeros coches de autoescuelas que se sumen a la iniciativa, y aportará una ayuda de 500 euros al resto de los vehículos que se adquieran o se reformen para incorporar el sistema de autopropulsión Autogas durante 2009. En el mundo unos 13,5 millones de vehículos utilizan esta tecnología (7 millones en Europa). Repsol tiene actualmente 31 estaciones de servicio que suministran Autogas en España, y prevé aumentar esta cifra hasta las 80 estaciones de servicio. Además, dispone de 150 instalaciones de suministro privado, y prevé ampliar este número en 100 por año mediante acuerdos con flotas de autoescuelas, empresas de transporte interurbano, taxis o ambulancias.