El biodiesel se abre paso en Bolivia sin el aval de Morales

  • Santa Cruz (Bolivia), 18 abr (EFE).- Un grupo empresarial del oriente de Bolivia comenzó a sembrar productos para fabricar biodiesel, convencido de que tarde o temprano el Gobierno de Evo Morales cambiará su opinión negativa sobre los agrocombustibles.

El biodiesel se abre paso en Bolivia sin el aval de Morales

El biodiesel se abre paso en Bolivia sin el aval de Morales

Santa Cruz (Bolivia), 18 abr (EFE).- Un grupo empresarial del oriente de Bolivia comenzó a sembrar productos para fabricar biodiesel, convencido de que tarde o temprano el Gobierno de Evo Morales cambiará su opinión negativa sobre los agrocombustibles.

El empresario Mariano Aguilera, presidente de la productora de azúcar Guabirá, sostuvo que existen cerca de 300 hectáreas de plantaciones de prueba en el norte de la región de Santa Cruz de productos que serán usados para producir biodiesel.

Un grupo de periodistas que visitó esa región el jueves y el viernes, entre los que se encontraba Efe, constató la decisión empresarial de avanzar en esa actividad como una respuesta urgente a la escasez de diesel y gasolina que perjudica sus actividades agrícolas.

El Gobierno de Evo Morales se opone a la fabricación del biodiesel en su país porque cree que se pondrá en riesgo la producción de los alimentos para los sectores más pobres y disparará sus precios.

De hecho, la Administración de Morales ha mantenido durante más de dos años prácticamente congelada la redacción de los reglamentos de una ley que abre la puerta al biodiesel y a la producción del etanol con el alcohol de caña de azúcar.

Los empresarios confían en que Morales cambiará su visión porque aseguran que no usarán como materia prima alimentos como el maíz, cultivarán en tierras no aptas para productos de consumo humano y recurrirán a subproductos como alcohol del que hay excedente.

"No se va a afectar la alimentación, ni a nadie en particular y, en cambio, se ayudará al Gobierno a enfrentar la escasez de gasolina", dijo Aguilera, quien señaló que los empresarios han tomado las previsiones para no arriesgar la provisión de los alimentos.

Al Gobierno, agregó el empresario, no se le pedirá ayuda para implementar estos proyectos, sino solo que lo haga viable con la reglamentación sobre agrocombustibles, como en Colombia y Brasil.

De hecho, Aguilera mostró a la prensa, en una remota zona de la región tropical de Santa Cruz, un pequeño cultivo de su propiedad de cinco hectáreas de "piñón manso", una planta aceitera que proveerá el fruto para el biodiesel.

En los alrededores del lugar, otros empresarios han cultivado al menos otras 300 hectáreas de productos similares, a la espera de que el Ejecutivo dé un paso hacia adelante en la normativa, agregó.

Una parte de los empresarios del norte de Santa Cruz han decidido avanzar en el proyecto, otros aseguran que aún aguardan los permisos y la reglamentación del Ejecutivo.

En todo caso, muchos creen que si finalmente el Gobierno no cede en su visión, lo cual consideran improbable por la carencia de los combustibles que existe en el mercado local, el producto final puede ser destinado a la exportación.

Éste será uno de los temas que discutirá en el Palacio de Gobierno de La Paz el próximo lunes el Jefe de Estado con el nuevo presidente de la ANAPO, el empresario quechua Demetrio Pérez, quien accedió a su cargo el viernes.

Pérez, quien nació de la región andina de Potosí, fue invitado por Morales a reunirse con él en La Paz, en lo que será uno los primeros acercamientos del presidente con el sector productivo de Santa Cruz en mucho tiempo.

El empresario confirmó que la autorización para los cultivos que permitan producir el biodiesel será parte de las conversaciones con Morales porque el sector no quiere violar la ley con una producción mayor a las que ahora se realizan como pruebas.