Marathon al recorrer 1.265km con un litro de gasoil

VALENCIA, 14 (EUROPA PRESS)

La Universidad Politécnica de Valencia (UPV) ha batido, por segundo año consecutivo, el récord español en la XXV Shell Eco-Marathon, la prestigiosa competición anual para coches de bajo consumo, que se ha celebrado por primera vez en el circuito de Lausitz, en Alemania, con su vehículo ecológico, el Taronjet, diseñado y construido por alumnos y profesores de esta universidad, que ha logrado recorrer 1.265 kilómetros con un sólo litro de gasoil, informaron hoy fuentes de la institución académica.

La competición se desarrolló el pasado fin de semana con la participación de más de 200 equipos formados por alumnos procedentes de 30 países de Europa, África, Oriente Medio y Asia, que han corrido durante los pasados días 7, 8 y 9 de mayo, esta particular carrera "ecológica" que todos los años organiza Shell, en la que el ganador no es el equipo que más corra, sino quien recorra más distancia con el menor consumo de combustible.

El vencedor ha sido el instituto St. Joseph La Joliverie Nantes que ha logrado recorrer 3.771 kilómetros con un solo litro de gasolina, algo así como los kilómetros necesarios para un viaje de ida y vuelta de Madrid a Venecia.

El equipo de la Universidad Politécnica de Valencia, que competía por sexto año consecutivo en esta carrera "ecológica", ha sido el mejor clasificado, en cuanto a la participación española. El equipo han logrado superar y batir la marca de los 1.250 kilómetros que consiguió en la anterior edición, celebrado en el circuito francés de Nògaro.

Por detrás le siguen, a gran distancia, el IES Alto Nalón de Asturias. (901 kilómetros), la Universidad Miguel Hernández de Elche (591 kilómetros), Instituto de Diseño y Fabricación (549 kilómetros), el Instituto Don Bosco de Elgoibar (529 kilómetros), la UEFPS Mendizabala Somorrostro (497 kilómetros), el IES La Marxadella (391 kilómetros), el IES de Cotes Baixes (351 kilómetros), el IES Leonardo da Vinci (266 kilómetros) y la Universidad de Murcia (257 kilómetros)

Este avance, ha permitido que el Taronjet se haya clasificado subcampeón en la categoría de diésel, en la que competía, tras el vehículo Instituto de Diseño de Valenciennes (Francia), y ocupe el puesto 26 en la clasificación general. El IES de Alto Nalón, en Asturias, que en 2007 ganó el premio al diseño por su 'Urban Concept', ha quedado este año clasificado en el puesto 12. El otro equipo español clasificado, el IES Canastell, que competía con un vehículo adaptado para discapacitados, quedó en la posición 21 con 93 kilómetros.

El equipo de la UPV se muestra "muy contento" con los resultados obtenidos, que les ha permitido, además de superar su propia puntuación en esta prueba, batir nuevamente la mejor marca obtenida por un equipo español en esta competición y establecer un nuevo récord.

Para ello, el equipo ha tenido que hacer frente a unas condiciones climatológicas especialmente adversas, que sólo les permitieron entrenar con el 'Taronjet' uno de los dos días previstos. "A pesar de todo, el comportamiento del coche ha sido excelente y hemos conseguido mejorar nuestro propio récord", según ha explicado el coordinador del equipo, Francisco González Pajuelo

El cambio de circuito ha sido otra dificultad añadida para los componentes del Taronjet. Este año, la Shell Eco-Marathon se ha trasladado del circuito francés de Nogaro al alemán de Lausitz.

"El trazado de la pista, en el en la que se alternan las curvas con pequeñas rectas, nos ha planteado más dificultades de las previstas, ya que obligaba a los pilotos a realizar un 70% más de arrancadas que en Nogaro, sometiendo así al motor a un mayor esfuerzo", añade González Pajuelo, quien ha destacado la pericia de los dos jóvenes José Alberto Mocholí e Irene García, estudiantes de Ingeniería Técnica Industrial, en las especialidades de Electrónica y Mecánica, respectivamente, que han pilotado este año el Taronjet.

VERSIÓN MEJORADA

El prototipo de coche con el que la UPV ha participado en la Shell Eco Marathon es una versión mejorada del que construyeron en 2004 alumnos de esta institución académica para competir en anteriores ediciones del concurso. A pesar de sus pequeñas dimensiones, de un metro de ancho, tres metros de largo y 0,70 metros de alto, el vehículo está fabricado con materiales de última generación como la fibra de carbono y el titanio, como los que se utilizan en los coches de Fórmula 1, para conseguir que el vehículo sea lo más ligero posible.

Uno de los aspectos más cuidados del Taronjet es su motor diésel de aplicación industrial, al que este año se le han practicado importantes mejoras para incrementar su rendimiento y su eficiencia. Además, en la edición de este año, el bólido de la UPV ha estrenado carrocería nueva, más ligera y aerodinámica, cambiando su característico color naranja por un tono carbono.

El equipo, compuesto por quince alumnos y profesores de la UPV, ha estado coordinado de distintos institutos y centros de investigación de la Universidad Politécnica de Valencia, entre ellos el Centro de Motores Térmicos (CMT) y el Centro de Apoyo Tecnológico (CAT).