Las residencias de mayores visitadas en Zaragoza deben mejorar su nivel de calidad, según un estudio de Consumer Eroski

ZARAGOZA, 9 (EUROPA PRESS)

Las residencias de mayores visitadas en Zaragoza deben mejorar su nivel de calidad, según un estudio de Consumer Eroski en el que se analizaron 125 centros públicos, privados y concertados de 18 provincias españolas, siete de ellos de Zaragoza.

Las siete residencias estudiadas en Zaragoza, cinco privadas y dos públicas, obtuvieron un 'aceptable', inferior al 'bien' de la media del estudio y es la misma nota que sacaron hace cuatro años en un estudio similar, según informaron desde Consumer Eroski en un comunicado.

Las carencias más notables se observaron en la oferta de servicios y la atención asistencial ya que más de la mitad de los centros no tenían un registro de las visitas, cuatro residencias no disponían de gimnasio, únicamente en dos se permitía a los residentes elegir entre varios menús por cuestiones de índole religiosa o personal y tan sólo en dos funcionaba la enfermería las 24 horas del día.

Además, sólo había geriatra en una residencia, en cinco centros no había servicio de fisioterapia y rehabilitación y en otros tantos no disponían de unidades médicas para tratamientos especializados, si bien en casi todas las residencias el médico acude varios días fijos a la semana a pasar consulta.

También se estudiaron las medidas puestas en marcha por estos centros para que los residentes se sintieran 'como en casa' y se comprobó, por ejemplo, que en dos centros no se permitía a los residentes salir fuera del recinto "ni aunque pudieran valerse por sí mismos".

Por el lado contrario, la seguridad, la accesibilidad y la limpieza de estas instalaciones se valoraron con un 'bien' y todas las residencias contaban con un protocolo de actuación en caso de emergencia, todas tiene jardín --la mayoría en buen estado de conservación-- y prácticamente todas de los centros tenían adaptados los baños comunes para uso de visitas y familiares.

PRECIOS

El análisis de los precios de las 125 residencias permitió comprobar que han subido de media un ocho por ciento los últimos cuatro años, algo menos que el IPC (Índice de Precios al Consumo) acumulado en el mismo periodo, que fue del 9,2 por ciento.

El mayor incremento fue el de las residencias públicas que, aunque siguen siendo más económicas, se han encarecido un 23 por ciento. Las tarifas de las residencias estudiadas en la provincia de Zaragoza son un 14 por ciento más baratas que la media nacional.